Sólo hay 80 reactivos para detectar coronavirus en Baja California

COVID-19
COVID-19

Tijuana.- La Secretaría de Salud de Baja California solamente dispone con 80 reactivos en el Estado para hacer pruebas de detección del COVID-19 en los cinco municipios.

Se espera que el jueves lleguen mil reactivos más, confirmó el Secretario de Salud en el Estado, Alonso Pérez Rico, quien ratificó que Baja California sigue libre de casos. Sin embargo, hay tres pacientes hospitalizados, dos en Mexicali y uno en Tijuana, con todos los síntomas asociados a esa enfermedad, así como un total de 15 casos sospechosos, en espera de resultados.

De los casos sospechosos, 10 están en Tijuana, tres en Ensenada y dos en Mexicali.

Mientras la Organización Mundial de la Salud ha pedido a los gobiernos la realización de pruebas como herramienta fundamental para frenar la curva de contagios, el funcionario indicó que solo se harán pruebas en los casos sospechosos. Pérez Rico dijo que están siendo muy cautelosos en la selección de las personas que son sometidas a pruebas, “a un paciente sano no tenemos por qué hacerle pruebas, porque no es un caso sospechoso”.

Al principio de la contingencia las pruebas eran enviadas al laboratorio del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (INDRE) en Ciudad de México, pero el laboratorio estatal ya fue certificado para que se puedan obtener los resultados en un tiempo máximo de seis horas.

“Ya se nos liberó el laboratorio por el INDRE, nos certificó que aquí lo podemos hacer”.

Sin embargo, cuando se trata de pacientes sospechosos a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las pruebas se envían al Hospital Médico La Raza en Ciudad de México y el resultado tarda dos días en llegar.

“Claro (que afecta), los tiempos de respuesta en resultados son muchísimo más tardados. El IMSS tiene una política de centralizar sus muestras”, indicó.

Reiteró que en el estado se obtienen los resultados en seis horas, por lo que toda la información se está dando a conocer de manera oportuna y cuando surja el primer caso en Baja California, “lo vamos a reportar, aquí no vamos a ocultar ni casos sospechosos, ni casos confirmados”.

Sobre el caso de la mujer alemana, que fue obligada por la fuerza pública a trasladarse al Hospital General para someterse a una prueba, el Secretario de Salud aseguró que el protocolo fue el correcto, pues se sospechaba que tenía síntomas relacionados con el Coronavirus.

“Nosotros tenemos la obligación de cuidar al pueblo de Baja California y cualquier persona que presente síntomas es una emergencia sanitaria”.

Si la prueba sale negativa, la persona podrá abandonar las instalaciones hospitalarias sin ningún problema.