Restringen las pruebas de COVID-19

COVID-19

Tijuana.- Baja California recibió mil 500 pruebas para COVID-19, de las cuales ya se han utilizado 205. Sin embargo, la Secretaría de Salud del Estado seleccionará los casos en que amerite el uso de los reactivos y no serán para todos los que la soliciten.

A partir de que México entró a fase dos, que es la de dispersión comunitaria, todas las personas que tengan síntomas de enfermedad respiratoria automáticamente se convierten en casos sospechosos de COVID-19, por lo que la recomendación es mantenerse en auto-aislamiento y esperar a que se manifiesten los síntomas.

El titular de la Secretaría de Salud en el Estado, Alonso Pérez Rico, explicó que cada país ha implementado sus propias medidas para contener el virus, como hacer una gran cantidad de pruebas, cerrar fronteras o reforzar el monitoreo. En el caso de México y de Baja California, hacer pruebas “a diestra y siniestra” no es la estrategia a seguir.

“En relación a hacer las pruebas PCR en tiempo real, que es la prueba más fidedigna para saber si hay COVID-19, lo que estamos haciendo es apegándonos a la definición operacional de caso sospechoso, a los programas de vigilancia Centinela, que nos marca el gobierno federal que es muestrear el 10 por ciento de los pacientes ambulatorios con caso sospechoso clínico y al cien por ciento de los hospitalizados”.

Pérez Rico indicó que en algunos casos han ido a hacer toma de muestras a los domicilios, como medida de seguridad, aunque en la mayoría de los casos los pacientes se han acercado a las unidades de salud.

“Si es necesario ir a muestrear un paciente, porque el paciente no tiene las condiciones físicas para poder acudir, es lo que tenemos qué hacer”.

En la jurisdicción de servicios de salud también han hecho tomas de muestras en los vehículos, para evitar que el paciente que se sospecha es portador de COVID-19 entre en contacto con más personas. Dijo que si las personas tienen sintomatología respiratoria, como tos seca, fiebre, dolor de cabeza, cuerpo, articulaciones y garganta, deben permanecer en auto-aislamiento durante 14 días; si el paciente se va a presentar síntomas, esto sucederá alrededor del día siete.

“Ahorita le diría a la población que el 80 por ciento de los que tengan COVID-19 van a presentar la variedad leve, el tratamiento va a ser sintomático”.

La mañana de este miércoles se dio a conocer la confirmación de dos nuevos casos, con lo que Baja California de 14 subió a 16. El caso número 15 es una mujer de 25 años de edad, con domicilio en Mexicali, mientras que el caso número 16 es una mujer de 50 años de edad, que vive en Tijuana.

Ambas permanecen en sus domicilios siguiendo las recomendaciones médicas y tienen en común haber estado en contacto con los primeros casos detectados de COVID-19 en Baja California, que están asociados a viaje.

Pérez Rico advirtió que no pueden dar detalles sobre los pacientes, si estos no lo autorizan, por lo que se reservó abundar sobre el caso del empleado de una maquiladora confirmado con COVID-19. Pidió a la población no alarmarse si se da un caso confirmatorio en una maquiladora o en cualquier empresa, porque en todos los niveles laborales y económicos va a haber casos de COVID, “y eso no tiene por qué asustarnos”.

El secretario de Salud recordó que esta semana inició la reconversión del Hospital General de Tijuana, se suspendieron las cirugías que no comprometen la vida y que puedan esperar, además de que se trasladará a los pacientes hospitalizados a otras instituciones de salud.

Las áreas de especialidad adelantarán medicamento para tres meses, mientras que las áreas de urgencias seguirán recibiendo a personas accidentadas, heridas de bala o en estado crítico. Sobre los ventiladores, reiteró que la entidad cuenta con 120 y están por sumar equipos que serán cedidos por hospitales privados.

Desde este miércoles se ordenó la instalación del Centro de Control COVID-2019, que concentrará información y tomará decisiones en torno a la atención de esta pandemia.