Investigan a guardias estatales como banda de secuestradores

guardias estatales

De acuerdo a un documento elaborado por una Unidad de Inteligencia, al menos un grupo de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) ha realizado algunos secuestros y cobrado rescates millonarios en Tijuana.

Por tratarse una de las víctimas de secuestro de un ciudadano estadounidense, la investigación a los agentes estatales aún sigue su curso en Estados Unidos, donde fue iniciada, así como en algunas áreas de seguridad en México.

La indagatoria la inició el Buró Federal de Investigaciones (FBI) en el país del norte.

Uno de los casos más avanzados y compartidos entre autoridades de ambos países ocurrió hace dos meses, para ser más exactos, el viernes 21 de febrero de 2020.

Según los archivos que AVERIGUACIÓN PREVIA pudo conocer, la víctima es un hombre de 30 años con ciudadanía estadounidense, quien cruzó la frontera hacia Tijuana, proveniente de California. Entró a la ciudad por San Ysidro y se dirigía con rumbo Lomas de Agua Caliente.

En las inmediaciones de Plaza Galerías, sobre el bulevar Agua Caliente, fue detenido por un grupo de hombres armados vestidos de civil, quienes se identificaron como policías estatales, el hombre fue detenido tras serle revisado su celular. En ese momento fue subido a una patrulla y uno de los agentes manejó el carro.

Horas después de su detención, desde tres números celulares diferentes se comunicaron con la familia de la víctima en Estados Unidos. Le exigieron 200 mil dólares a cambio de su libertad.

Así llegó –por medio de la familia– la denuncia de secuestro al FBI que contactó primeramente a la comandancia de la Segunda Zona Militar de la Secretaría de Defensa Nacional. Los militares corroboraron el dato y recibieron a la familia del secuestrado, quienes se trasladaron en Tijuana.

El secuestro duró tres días. En ese lapso, el hombre pasó el mayor tiempo en vehículos presuntamente cuidado por los mismos policías. También se dio parte a la Fiscalía General del Estado, al área de antisecuestros de donde no se ha transcendido resultado ni intervención.

Las áreas compartidas de inteligencia lograron ubicar quiénes habían cometido el secuestro y exigido el rescate, un grupo de la Guardia Estatal.

Se trata de un ex comandante de la extinta Policía Estatal Preventiva, a quien le fue otorgado un mando de confianza en la nueva “administración”. Su nombre y apellidos están identificados en los archivos del caso.

Finalmente, la exigencia de dinero fue acatada. La familia entregó los fajos de billetes a unos sujetos en la Plaza Río y el hombre fue entregado minutos después en el estacionamiento de la Plaza del Zapato en un carro dorado marca Ford y con placas con terminación 366 de California.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN