Ejecutado en la plaza Chapultepec era buscado en Estados Unidos

Ejecutado en la plaza Chapultepec era buscado en Estados Unidos

REPORTAJE ESPECIAL.- El ataque armado a dos personas en el estacionamiento de la Plaza Paseo Chapultepec, una de las más lujosas de Tijuana, tuvo como objetivo asesinar a Abel Gómez, un hombre buscado por las autoridades de Estados Unidos por haber protagonizado un atentado en un bar de San Diego, California.

En ese hecho, también resultó muerto su acompañante de nombre Omar Saucedo Cárdenas a quien los investigadores identifican como su escolta, y quien, frente a los sicarios desenfundó una arma de fuego para defenderse, la cual no alcanzó a disparar. De hecho, su pistola estuvo involucrada en un homicidio en Tijuana.

En esta ocasión, los asesinos no lograron darse a la fuga, pues policías municipales siguieron el vehículo en donde escaparon los tres homicidas, logrando no solo detenerlos sino recuperar las tres armas utilizadas.

La plaza comercial en la noche del atentado

La integración de la carpeta de investigación en la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Vida de la Fiscalía General del Estado (FGE) logró que hoy viernes 26 de junio, los tres detenidos fueran presentados ante un juez, quien los vinculó a proceso.

Con ello, consideró suficientes y válidos los elementos aportados por el ministerio público de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Vida durante la audiencia para iniciar un proceso penal en contra de los imputados de homicidio y así que estos permanezcan en prisión.

La noche del viernes 19 de junio, Abel Gómez y Omar Saucedo caminaban juntos en el segundo piso del estacionamiento en la Plaza Paseo Chapultepec. Se dirigían a abordar una Grand Cherokee en la cual habían llegado.

Abel Gómez había estado comiendo en un conocido restaurante de la Plaza y ambos estaban a punto de subirse a la camioneta con placas nacionales.

La camioneta que abordarían las víctimas

En el estacionamiento, a unos cuantos cajones de la Cherokee, tres hombres armados estuvieron esperando a bordo de un automóvil gris de reciente modelo. Habían ingresado al centro comercial casi una hora antes del ataque.

De acuerdo a testigos, cuando las víctimas se acercaron a la camioneta, del carro gris, descendieron el copiloto y otro hombre del asiento posterior. Corrieron hacia Abel y Omar realizándoles detonaciones.

Omar cayó casi de inmediato sobre el piso, pero Abel corrió unos 15 metros hasta ser herido por la espalda, ambos asesinos solo se acercaron a él para rematarlo en suelo.

Vestido de traje oscuro y con zapatos tipo mocasines, Abel quedó tendido sobre la rampa del estacionamiento hacia la planta baja.

Los homicidas volvieron a abordar el vehículo, un Infiniti gris con placas de Minnesota, el cual descendió a la planta baja para salir de la plaza, rompiendo la pluma del estacionamiento para darse a la fuga.

Prófugo en Estados Unidos

Desde hacía un tiempo, Abel Gómez Palacios utilizaba una identificación falsa con el nombre de Enrique Fabián García Martínez. La tenía consigo cuando fue asesinado y fue el primer nombre con el que lo identificó la Fiscalía General del Estado (FGE).

Sin embargo, conforme avanzaron las investigaciones del homicidio, se reveló su verdadera identidad. Abel Gómez Palacios, de 30 años de edad y nacido en Los Ángeles, California.

El uso de la identificación falsa no era fortuito. El 28 de enero de 2019, según una acusación desarrollada por la Fiscalía del Condado de San Diego, Gómez abrió fuego en un centro nocturno del otro lado de la frontera.

El ataque armado quedó registrado en cámaras de videovigilancia y de acuerdo con una nota periodística del San Diego Union Tribune, se derivó cuando Gómez Palacios le dio una palmada por detrás a una mujer que se encontraba en el bar, por lo que un hombre lo encaró.

La respuesta de Abel fue sacar un arma de fuego y realizar varias detonaciones, apuntar al guardia de seguridad para luego salir del lugar.

Al momento del doble homicidio, había varias personas en la plaza comercial

El Departamento de Policía de San Diego reveló al periódico sandieguino que Abel Gómez tenía vínculos con el Cártel Arellano Félix en Tijuana y se encontraba prófugo.

Semanas después, el 4 de marzo de 2019, la Fiscalía del Condado de San Diego levantó dos cargos en contra de Abel Gómez por agresión con un arma de fuego. Pidió a un juez una orden de captura.

En la acusación formulada para la Corte Superior del Condado de San Diego, se detalla que “el 28 de enero de 2019, Abel Gómez, de manera ilegal, cometió un atentando en contra de una persona con un arma semi automática”.

El delito se enmarca en la sección 245b del Código Penal de California.

Sin embargo, el hombre de entonces 29 años no pudo ser aprehendido, por lo que nunca se le presentó ante un juez.

En medio de la zona exclusiva

Las detonaciones de la noche del jueves se escucharon a varias cuadras en los alrededores de las colonias Aviación, Neidhart, Calete y una sección del fraccionamiento Chapultepec.

El acceso principal al centro comercial es la calle Sonora, mejor conocida como “La Recta”, donde inicia un área de restaurantes y bares exclusivos, así como una zona residencial de lujo, por lo que los patrullajes y presencia policial se dan de manera casi permanente.

Un policía municipal que se encontraba a una cuadra de distancia fue el primero en llegar al centro comercial. Casi inmediatamente de escucharse los disparos, se generó un reporte de disparos en la línea del 911.

El doble homicidio generó una fuerte movilización policiaca y de la Cruz Roja

El oficial llegó hasta el segundo piso del estacionamiento y observó a dos hombres tirados en el piso con manchas de sangre.

Omar vestía camiseta azul, chaleco gris y pantalón beige. Todavía estaba consciente, pero presentaba heridas de bala. A su lado estaba una pistola calibre 9 milímetros abastecida.

El oficial, como parte del protocolo, aseguró el arma mientras pedía apoyo a sus compañeros y solicitaba una ambulancia.

Testigos en el lugar habían observado a dos hombres, uno con pantalón de mezclilla y camisa de cuadros azul, el otro con pantalón azul y camisa gris a cuadros, que les dispararon a las víctimas para luego abordar un automóvil con placas de Minnesota, descender a la planta baja y salir del estacionamiento por la calle Monterrey.

Cuando paramédicos llegaron al centro comercial, Abel ya no tenía signos vitales, pero Omar sí, por lo que lo trasladaron en una ambulancia al Hospital General de Rosarito, donde al poco tiempo también perdió la vida.

La detención

Otra unidad de la Policía Municipal circulaba sobre la avenida Monterrey, a espaldas del centro comercial, cuando los agentes que viajaban en ella vieron a un vehículo gris salir a exceso de velocidad de plaza y girar sobre una calle en sentido contrario.

Los policías comenzaron a seguir el vehículo que entró a la calle Hermosa, la cual conecta con Mérida y la avenida Los Olivos.

Las características del vehículo que seguían coincidían con el de los asesinos reportados en esos momentos y les marcaron el alto pero este continuó hasta la avenida Mérida, una calle cerrada.

Al ver frenado su camino, el copiloto y el pasajero del asiento trasero -los mismos que descendieron del auto al cometer el doble homicidio- bajaron del automóvil e intentaron perderse debajo de los carros y entre las viviendas.

Los policías comenzaron a inspeccionar la calle. Los ocupantes de una casa sobre la misma vialidad salieron a pedirles ayuda, pues un hombre había entrado a su patio. Fue así como los oficiales aseguraron a José y José Luis, quienes estaban ocultos en la vivienda.

El vehiculo utilizado por los asesinos

El tercer involucrado, identificado como Francisco, continuaba frente al volante del automóvil cuando fue detenido por otro agente.

Tanto José como José Luis son originarios de Culiacán, Sinaloa. El primero tiene 34 años y el segundo tiene 30 años, mientras que Francisco, quien iba al volante nació en Veracruz y su edad es de 41 años.

Francisco tenía fajada una pistola abastecida y un cargador en el bolsillo de su chamarra. Además los agentes localizaron otra pistola negra en el patio del domicilio, cerca de la reja por la que los homicidas se introdujeron para ocultarse.

Varias patrullas llegaron hasta la calle cerrada donde intentaron huir los asesinos

Por último, la tercera arma de fuego, una pistola negra estaba en el piso del asiento trasero, de lado derecho.

La pistola de una de las víctimas, involucrada en otro homicidio

El arma de fuego encontrada a unos centímetros de Omar Saucedo Cárdenas era una pistola tipo escuadra, la cual había intentado usar para defenderse del ataque, pero no logró accionar.

Saucedo Cárdenas había cumplido 42 años el 18 de junio, un día antes de que fuera asesinado. Era originario de Tijuana, donde también tenía su residencia.

A diferencia de las pistolas de los homicidas, la que se encontró junto a Saucedo Cárdenas tenía relación con otros hechos violentos. La tipo escuadra había sido usada en un homicidio el 20 de julio de 2019.

Aquel día, pasadas las 4:00 de la tarde, dos hombres que estaban a bordo de una camioneta tipo pickup Nissan gris frente el Oxxo de la avenida Las Ferias, en la colonia Lomas Hipódromo, fueron atacados a balazos por unos hombres que huyeron en un BMW.

Un policía acordona el área donde fueron detenidos los tres hombres

En ese hecho, resultó muerto el conductor del pickup de nombre Juan Carlos Cosío Orozco. Su acompañante, quien se encontraba en el asiento del copiloto, fue trasladado gravemente herido al Hospital del Prado.

En el lugar de aquel ataque se localizaron varios casquillos percutidos de dos armas distintas, una de ellas, coincide con balística del arma la localizada al lado de Saucedo Cárdenas en el estacionamiento de la Plaza Paseo Chapultepec.

Con antecedentes y hasta una narcomanta en Tijuana

Omar Saucedo Cárdenas también contaba con antecedentes delictivos. En 2015, fueron levantadas denuncias en su contra por los delitos de violencia familiar y lesiones agravadas por razón de parentesco.

En cuanto a Abel Gómez Palacios, además de los cargos que enfrentaba en San Diego, su nombre había aparecido en una manta dejada el 17 de octubre de 2018 en el fraccionamiento Playas de Tijuana.

Los detenidos están ya en prisión

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Egresada de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad Autónoma de Baja California. Especialidad en Periodismo Policial y Judicial de la Universidad Iberoamericana, Campus Ciudad de México. Más de 12 años en medios de comunicación de México y Estados Unidos, como Semanario Zeta, Sin Embargo o la agencia española EFE.