Matrimonio igualitario avanza en Congreso de Baja California

Tijuana.- Con cinco votos a favor, cero en contra y una abstención, hoy se aprobó en comisión el proyecto de reforma en el dictamen para el matrimonio igualitario en Baja California.

Durante la sesión celebrada de manera virtual, los diputados pertenecientes a la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales expresaron sus reflexiones de por qué opinan que esta ley debe ser aprobada en el estado, pues no existe razón constitucional para no reconocerles el derecho al matrimonio a las personas del mismo sexo que decidan vivir en pareja.

En el pleno de la votación, las diputadas de Morena, Carmen Hernández y Eva María Vázquez, del Partido Acción Nacional (PAN) pidieron que se realice una consulta ciudadana ya que esta iniciativa tiene que venir del pueblo y para el pueblo.

Sin embargo, el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Miguel Ángel Mora Marrufo, quien estuvo en la sesión como invitado, expuso que los derechos de las personas no pueden ser consultados.

El presidente de la Comisión argumentó que, la Constitución aborda el principio de igualdad entre las personas y prohíbe cualquier tipo de discriminación dependiendo el género, la religión o la orientación sexual, bajo esta premisa reiteró que este derecho debe ser de todas las personas, sin importar sus preferencias sexuales.

Agregó que si las parejas del mismo sexo no han recibido la misma protección legal que las parejas heterosexuales, se debe al legado de severos prejuicios en la sociedad, acompañadas de violaciones sistemáticas que por décadas han sufrido.

Miriam Cano, quien presentó la iniciativa, argumentó que este tema es sumamente importante y más en este contexto de pandemia, ya que existen personas que tienen a su pareja enferma en el hospital y desafortunadamente no se les proporciona información de su pareja porque no existe papel alguno que indique la unión entre ellos.

Expuso también el caso de los bienes que construyen juntos, ya que no tienen certeza jurídica ni el derecho a decidir qué hacer con los bienes en conjunto a pesar de compartir una vida.

Además, comentó que si no existe el matrimonio igualitario en Baja California, es por el legado de serios prejuicios y la discriminación.

“Son personas que han construido un camino juntos y no han logrado tener certezas jurídicas y respecto a la consulta, los derechos no se consultan y mucho menos cuando son derechos de una minoría”, repuntó.

Por su parte, la diputada Montserrat Caballero señaló que ha recibido amenazas de grupos extremos religiosos para que vote en contra de esta ley.

La legisladora acudió como invitada a la sesión para externar su opinión de vista, así como las diputadas Carmen Hernández y Eva María Vázquez, quienes se pronunciaron en contra de la iniciativa.

Caballero indicó que desde hace mucho el Estado está separado de la iglesia, además que este tema aborda los derechos de las personas, por lo que adelantó que su voto en el Pleno será a favor.

Bajo este mismo tenor, el diputado Julio César Vázquez Castillo también comentó que recibió mensajes amenazantes para que vote en contra, pero consideró que ya no se está en los tiempos donde a estas personas se les perseguía, pues tienen el derecho de vivir su vida legalmente, por lo cual votar a favor de esta ley significa avanzar para que esta minoría tenga la oportunidad de construir un patrimonio juntos.

Sólo el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Gerardo López se abstuvo de votar indicando que está trabajando en un análisis más profundo de este dictamen del cual dará sus opiniones el día que la ley se someta al pleno.

La próxima sesión del Congreso se llevará a cabo el próximo 15 de julio.

Para la aprobación del matrimonio igualitario en Baja California, serán necesarios un mínimo de 17 votos a favor, ya que se trata de una reforma constitucional.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Redactora de notas periodísticas en Punto Norte. Licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California. Ponente en congresos y colaboradora en revistas de lengua y literatura. Autora de «Hace tanto ruido adentro que el silencio se suicida» (Editorial Poiesis, 2018).