Renuncia tesorero de Zulema por temor de ir a prisión

Tecate.- Las consecuencias legales de la situación financiera en el Ayuntamiento de Tecate son tan graves que el tesorero Darío Francisco Javier Rivera Parra renunció al cargo debido a las “amenazas de embargo de bienes y restricción de libertad”, dijo en entrevista con PUNTO NORTE.

Rivera Parra presentó su renuncia formal por escrito ayer a la alcaldesa Zulema Adams Pereyra, con lo que se convierte en el primer integrante de su gabinete en dejar el cargo.

Rivera Parra habló con PUNTO NORTE sobre la difícil situación financiera que atraviesa el municipio, debido a una carga de adeudos que ponen en riesgo la operación del gobierno, por lo que “la persona que esté como tesorero ahí va a sufrir”.

Dijo también que “la deuda de este Ayuntamiento es tan grande que se ha vuelto inmanejable y siendo los recursos de libre disposición muy limitados, es una lucha diaria el manejar con eficiencia los recursos disponibles, esto se traduce en un desgaste grande el de administrar la Tesorería en las condiciones actuales”.

Explicó que antes de asumir el cargo, no había trabajado en gobierno y que la invitación inicial por parte de la alcaldesa había sido para que encabezara la dirección de Obras Públicas, pero tres días antes de la toma de protesta -el 1 de octubre de 2019-, le dijo que estaría a cargo de Tesorería.

También dijo que, a sus 73 años, el enfrentarse a estas situaciones ponen en riesgo su salud, por lo que en su renuncia explicó que su salida del gobierno responde también a una razón de su bienestar.

“No tuve tiempo ni de consultar las implicaciones que tienen el ser tesorero, accedí con entusiasmo ya que me daba la oportunidad de hacer algo por Tecate… hoy me doy cuenta que fue error de mi parte, ya que con el puesto se heredan compromisos, traducidos en demandas que son responsabilidad de administraciones pasadas”, manifestó.

Son precisamente estas demandas a las que no ha dado contestación la administración encabezada por Adams Pereyra y que han generado que “el ambiente se vuelva muy tenso y estresante”, añadió.

“Con un panorama así, las finanzas del Ayuntamiento de Tecate están muy comprometidas porque del ingreso que tiene el Ayuntamiento de Tecate, de participaciones estatales y federales y de recaudación de rentas, el 80% se usa para nómina y pago de servicio”, detalló.

Respecto a los cuatro casos que el ex tesorero consideró particularmente graves debido a la presión financiera que ocasionan, es el adeudo de mil 30 millones de pesos a Issstecali, el pago de un préstamo por 160 millones de pesos en 2016 y por un plazo de pago de 20 años, así como una demanda por parte de Gasmart y alrededor de 200 demandas de ex trabajadores despedidos.

Detalló que el departamento jurídico de Tesorería le advirtió que de ante la imposibilidad de liquidar algunos de estos pagos pendientes, corría el riesgo de “amenazas de embargo de bienes y restricción de libertad”.

Respecto al manejo de los ingresos que recibe el municipio, Rivera Parra dijo que él solo puede responder por lo que ingresaba a través del departamento que dirigió durante casi diez meses.

“El dinero que entra a Recaudación de Rentas y es administrado por Tesorería se está haciendo bien, pero el dinero que no entra a recaudación por razones que pueden suceder, ahí no podría afirmar porque no me consta que se pudiera estar haciendo uso indebido”, concluyó.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Egresada de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad Autónoma de Baja California. Especialidad en Periodismo Policial y Judicial de la Universidad Iberoamericana, Campus Ciudad de México. Más de 12 años en medios de comunicación de México y Estados Unidos, como Semanario Zeta, Sin Embargo o la agencia española EFE.