“Regalan” concesión a empresa de familiar de Antonio Valladolid

Tijuana.- Por 112 mil 500 pesos al año, el Cabildo de Tijuana aprobó la concesión de 45 paraderos del transporte público a la empresa Eurovallas, S.A de C.V., a fin de que los explote mediante la venta de publicidad.

También se les autorizó instalar 200 nuevos paraderos, a cambio de dos mil 500 pesos anuales por cada uno.

El dictamen, que solo tuvo el voto en contra de la regidora Guadalupe Flores Huerta, sostiene que este acuerdo para el Ayuntamiento de Tijuana significa un “beneficio económico”.

La concesión fue solicitada por el representante de la empresa, Juan Andrés Luján Valladolid, quien tiene parentesco con Antonio Valladolid Rodríguez, ex Secretario de Planeación y Finanzas en la pasada administración estatal.

Valladolid Rodríguez se separó del gabinete de Francisco Vega de Lamadrid en medio de acusaciones por desvíos de recursos y corrupción.

Trascendió que hasta 2013 el diputado Fausto Gallardo García, del Partido Verde, pero quien llegó al Congreso en alianza con Morena, tenía participación en dicha empresa.

Sin embargo, alcalde Arturo González Cruz, dijo desconocer tal situación.

La propuesta contempla que, al año, Eurovallas pague al Ayuntamiento 112 mil 500 pesos por la renta del mobiliario, el cual le pertenece a la ciudad.

Esto significa que por cada paradero la empresa pagará dos mil 500 pesos de “renta” por todo un año, y cuando comiencen a instalar sus propios paraderos, lo que debe ocurrir durante los primeros dos años de la concesión, harán una “aportación voluntaria” de 2 mil 500 pesos por cada uno.

La empresa Eurovallas, con domicilio en el fraccionamiento Chapultepec, también se hace llamar Publimedios Group y tiene amplia presencia en la ciudad. Su propuesta era que la concesión fuera por 15 años, pero se redujo a 10 años.

Los paraderos, que son propiedad del Ayuntamiento y objeto de la concesión, se ubican principalmente en los bulevares Agua Caliente, Salinas, Sánchez Taboada, Díaz Ordaz, Alberto Limón Padilla, así como en otras vialidades de alto flujo.

Son estructuras metálicas que cuentan con un espacio para la colocación de publicidad, algunas incluso tienen una banca.

De acuerdo al inventario, la mayoría presentan deterioro o daños, pero en la propuesta no se precisa si la empresa invertirá en su rehabilitación.

En el dictamen tampoco se especifica en dónde se autoriza la instalación de los nuevos paraderos, solo que la publicidad que ahí se difundirá debe cumplir con la reglamentación vigente de rótulos y anuncios.

El regidor Miguel Medrano Valero expresó que es importante que el Ayuntamiento de Tijuana logre hacerse de más recursos.

No obstante, solicitó que se revise que la instalación de los nuevos paraderos no obstruya la vía pública como ya ha sucedido y que no afecten el tránsito de las personas con discapacidad.

Mientras que la regidora Guadalupe Flores Huerta se pronunció en contra de que se otorgue una concesión que rebase el periodo de la administración actual, además dijo “no se tuvo la suficiente información sobre esto, sí considero que se tiene que dar más información” para no aprobar una concesión “a ojos cerrados”.

El regidor Arnulfo Guerrero León señaló que esta concesión ya se había otorgado a otra empresa –Inversiones Baloyán de Baja California- y ahora la retoma Eurovallas, lo que evitará una demanda que le hubiera costado al Ayuntamiento de Tijuana varios millones de pesos.

“No es una concesión nueva, es una actualización de una concesión que se tenía por muchos años”.

En tanto que la regidora Mónica Vega dijo que esta concesión abre la oportunidad para que se ponga orden y se establezcan de manera formal los sitios en donde los pasajeros deben subir y bajar, sin obstruir la circulación vial.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Más de 21 años de experiencia como colaboradora en medios locales para educación, salud, empresarial, gobiernos, partidos políticos y deportes. Primera ganadora del Premio Tijuana Joven en el Mérito en Periodismo y Comunicación Social. Diplomada en Periodismo por la Universidad Iberoamericana (campus Tijuana) y Mención Honorífica por el Tecnológico de Monterrey.