Juez deja libre a homicida detenido en flagrancia

Tijuana.- El juez Jorge Osvaldo Flores Ruiz dejó en libertad a un sujeto detenido por la Policía Municipal minutos después de un intento de homicidio.

Al juez no le pareció suficiente que el hombre fue arrestado conduciendo el vehículo identificado por los testigos y que además le fue encontrada el arma de fuego utilizada en el ataque.

La noche del viernes 25 de julio, tres sujetos llegaron hasta un taller mecánico ubicado en el callejón Quintana Roo, esquina con calle 11 en la Zona Centro.

 

En el lugar se encontraban dos hombres, quienes escucharon que tocaron la puerta del taller, por lo que uno de ellos se dirigió a abrirla. En ese momento, uno de los delincuentes les disparó en cinco ocasiones, impactando en el pecho, cerca del corazón, a uno de los hombres que se encontraba dentro del lugar.

El lesionado quedó tendido en el piso del taller, hasta donde llegaron policías municipales y paramédicos de la Cruz Roja a auxiliarlo. Estos últimos, lograron estabilizarlo para trasladarlo a un hospital cercano.

Luego de realizar las detonaciones, los hombres huyeron una camioneta Isuzu Rodeo blanca, 4 puertas, con placas de Baja California, los testigos alertaron a los policías que la camioneta tenía una mica trasera fundida.

Los oficiales compartieron vía radio la descripción de los homicidas, así como el carro en el que huyeron y fue así cómo minutos después del ataque, agentes lograron detener a un vehículo con las mismas características en la calle Orión de la colonia Nueva Aurora, en la delegación San Antonio de los Buenos.

Tras marcarle el alto al conductor y explicarle el motivo por el que le pedían detuviera la marcha del vehículo, los policías le encontraron una pistola calibre 45, con dos municiones en el cargador y otro tiro en la recámara del arma.

El calibre coincidía con el de los cinco casquillos localizados en el taller donde se dio el ataque armado, por lo que los agentes procedieron a detener a Cristian de 31 años, como uno de los presuntos participantes en el delito.

Tras ponerlo a disposición de la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Vida de la Fiscalía General del Estado (FGE), el ministerio público solicitó una audiencia inicial de control de detención y el caso le fue asignado al juez Jorge Osvaldo Flores Ruiz.

A pesar de que se contaba con el vehículo donde fue detenido y el arma encontrada en el mismo, así como que las entrevistas de testigos coincidían en la descripción de la camioneta, el juzgador consideró que los elementos no eran suficientes para considerar al detenido como presunto responsable y declaró su detención de ilegal.

El juez Flores Ruiz alegó que los primeros policías en atender el reporte en el taller mecánico permanecieron con el lesionado hasta que recibió atención médica, a pesar de que así lo marca el protocolo de actuación policial en estos casos, y no se abocaron a la búsqueda de los responsables.

Por su parte, el ministerio público argumentó que los oficiales compartieron los datos del vehículo donde huyeron los presuntos responsables con sus compañeros a través de la frecuencia de radio, pero para el juez Flores Ruiz esto interrumpió la búsqueda y, por lo tanto, se rompe el supuesto de flagrancia.

Si bien, el Código Nacional de Procedimientos Penales marca que la búsqueda de los presuntos responsables debe hacerse de forma ininterrumpida para que una detención en flagrancia sea considerada legal, en ninguna fracción indica que solo los policías que actúen como primeros respondientes deben realizarla.

A pesar de que la Fiscalía explicó que la búsqueda no se interrumpió, sino que se continuó gracias a la frecuencia de radio, como está establecido en los protocolos, el juez sostuvo su determinación.

Tampoco fue suficiente que el arma que le fue localizada a Cristian resultó positiva a las pruebas de balística, siendo la que se utilizó minutos antes en el homicidio en grado de tentativa.

Cabe recordar que en la audiencia de control de detención no se busca determinar aún la culpabilidad del detenido, sino acreditar con datos de prueba iniciales que existen indicios suficientes y razonables para justificar la detención.

Sobre los antecedentes del juez Jorge Osvaldo Flores Ruiz, este recibió su nombramiento en 2009, pero en los próximos años se le abrió una investigación interna en el Poder Judicial debido a su trabajo deficiente incluso fue sancionado por parte del Consejo de la Judicatura, según pudo conocer PUNTO NORTE.

Se trató de una falta administrativa por “dictar resoluciones o efectuar trámites notoriamente innecesarios, que tiendan a dilatar el procedimiento”, y por “incumplir, con la mayor diligencia el trabajo que le sea encomendado, o realizar actos u omisiones que hagan diferente su labor”, así quedó establecido en documentos de la Comisión de Vigilancia y Disciplina del Consejo de la Judicatura.

Antes de llegar a ser juez, Flores Ruiz trabajó en la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) -hoy FGE- y en el año 2007 inició una demanda en lo que era el Tribunal de lo Contencioso Administrativo en contra de la Dirección de Asuntos Internos y Contraloría de la PGJE por otra investigación y determinación en su contra.



ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Egresada de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad Autónoma de Baja California. Especialidad en Periodismo Policial y Judicial de la Universidad Iberoamericana, Campus Ciudad de México. Más de 12 años en medios de comunicación de México y Estados Unidos, como Semanario Zeta, Sin Embargo o la agencia española EFE.