Alcalde “está desenfocado” en seguridad por pensar en su proyecto político: Hernandez Niebla

Juan Manuel Hernández Niebla

La inseguridad en Baja California es alarmante. Debido a la incidencia delictiva que registra Tijuana, el estado se encuentra entre las entidades con los niveles de violencia más elevados en el país, ubicándose en el semáforo de doble rojo solo empatado con Tamaulipas.

Tijuana, que concentra la gran mayoría de delitos cometidos en el Estado, es la razón por la que Baja California es el segundo lugar a nivel nacional en homicidios por tasa de 100 mil habitantes, el número dos en tema del narcomenudeo, número cinco en feminicidios, número uno en robo de vehículos, número siete en lesiones, robo casa habitación y robo a comercio, número seis en violación y número nueve en violencia familiar, de acuerdo a las cifras del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California (CCSP).

Lo que es aún más preocupante para Juan Manuel Hernández Niebla, presidente del CCSP, es que el presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, se encuentra “desconcentrado” en la tarea de seguridad pública.

“Yo creo que el alcalde está desconcentrado, trae proyectos políticos que no le permiten darle las horas que se merece Tijuana. Por el lado del alcalde creo que está desenfocado, desconcentrado y cuando alguien llega y lo critica dice que son ataques políticos y finalmente él regresa la denostación, si hago una crítica me va a criticar a mí en lo personal, pero al final de cuenta lo que estoy enseñándole son estadísticas”, declara en entrevista con PUNTO NORTE, Hernández Niebla.

En diciembre fue nombrado parte del Consejo Nacional de Seguridad que en encabeza el gobierno federal.

Cuando se señalan delitos de alto impacto como los asesinatos de menores no solo por violencia familiar, sino como víctimas colaterales de grupos criminales, los robos, el problema de adicciones, la falta de policías y la percepción de inseguridad entre la sociedad, el alcalde ha optado por decir que sus cifras son mejores que las del anterior gobierno municipal.

Esto no es del todo cierto. Según la estadística de la Fiscalía General del Estado (FGE), de enero a agosto de 2020, se han reportado un total de 29 mil 8 delitos en Tijuana, 10% más que las carpetas de investigación iniciadas en el mismo periodo, pero de 2019.

No solo eso, sino que organizaciones como el propio Consejo Ciudadano y EduPaz han advertido que mejor la seguridad no solo se trata de disminuir la cifra de asesinatos, por ejemplo, sino de analizar por qué aumenta la brutalidad en que se cometen como homicidios múltiples, cuerpos desmembrados, calcinados y la existencia de fosas clandestinas.

Para los políticos o gobernantes en turno no siempre resulta cómodo reconocer la problemática de inseguridad. Menos en una entidad como Baja California y en una ciudad como en Tijuana, la primera con más de 2 mil homicidios dolosos y la segunda con más de mil 400 en lo que va de este año, casi 50 en los primeros 12 días de septiembre.

Y es que Tijuana se mantiene no solo como la ciudad más violenta del estado, sino como una de las más peligrosas en todo el país. Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, es la ciudad con mayor número de feminicidios en México y ha habido días con más de 10 ejecuciones.

La noche del 11 de septiembre, agentes de la Fiscalía atienden uno de los múltiples homicidios de la jornada.

Pero no es la única alarma en el oscuro panorama de inseguridad, Hernández Niebla también consejero nacional de seguridad pública, señala que no se ha hecho nada en cuanto al combate a las adicciones, mismas que se convierten en un factor que acompaña a la mayoría de homicidios, los robos, la violencia familiar y los feminicidios, por mencionar algunos delitos.

Esto y otros temas se abordaron en una entrevista que Juan Manuel Hernández Niebla, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California brindó para PUNTO NORTE.

Cuando se tocan delitos de alto impacto como homicidios y robos con violencia hay este argumento de los gobiernos que dicen ‘pero son menos que el año pasado’. Sin embargo, dices que no es tan significativa la reducción, que continúa siendo preocupante.

“Sí, inclusive en ciudades como Tecate y Rosarito, la incidencia delictiva va al alza, aún con los efectos de la pandemia. Mientras que el 71% de los homicidios que se cometen a nivel estatal, se comenten en Tijuana, el 52% de la incidencia delictiva que se comete es de Tijuana, por eso el enfoque principal debe ser Tijuana, si se logra reducir la incidencia delictiva en Tijuana, automáticamente Baja California bajará de estar en los primeros lugares de la incidencia delictiva a nivel nacional como hemos estado”

Varias veces cuando al alcalde de Tijuana se le dice esto responde que es un ataque político ¿Hay una cuestión de negación, de no querer aceptar ninguna crítica porque lo traducen en que hay un interés detrás?

“El comentario ha sido en contra mía, él dice que ellos saben que tengo intereses políticos, intereses económicos y bueno mi respuesta es llevo muchos años haciendo esto, esto no es nada nuevo. Siempre he sido una persona crítica, que me lo demuestren, creo que el alcalde tendrá que reconocer la situación y la problemática que vive la ciudad”

“Inclusive llegamos a hacer una encuesta sobre seguridad y demostramos que la percepción de la ciudadanía de diciembre a abril se ha incrementado, el 82% de los ciudadanos se sentía inseguro y nos dijo que por qué no nos poníamos a trabajar en esto. El alcalde siempre dice que son ataques de tipo político, le puede preguntar a la ciudadanía, son de Tijuana los que le están diciendo esto”

En diciembre fue nombrado parte del Consejo Nacional de Seguridad que en encabeza el gobierno federal.

¿Qué tan difícil es para el Consejo es encontrar esta cerrazón como respuesta del gobierno, qué es lo que pasa cuándo se cierra el diálogo?

“La percepción de la seguridad en la ciudadanía sigue cayendo, basta con ver los comentarios en las redes sociales, nos llega mucha información de robos con violencia, de mujeres que les quitan la bolsa y les arrebatan el carro, la situación de las ejecuciones de menores, incluyendo a niños, la situación de inseguridad no se puede negar, para nosotros como Consejo Ciudadano es difícil sin la participación de la autoridad, confrontarse por confrontarse no es la solución”

Comentabas sobre la brutalidad o las afectaciones en ciertos crímenes, menores han resultado víctimas de eventos muy violentos, lesionados por arma de fuego, homicidios dolosos al estilo de ejecuciones, familias, ¿qué les dice esto sobre los orígenes de este tipo de violencia?

“El problema es la impunidad, el delincuente sabe que la autoridad no generará una carpeta de investigación, que no se va a generar una orden de aprehensión. Esto les da a ellos un poder y por esto de manera violenta con que ejecutan estas acciones. Por el otro lado de las adicciones, hay un problema del tejido social, la violencia familiar va acompañado de los feminicidios de las violaciones, si nosotros quisiéramos simplificar el esquema de las ejecuciones aquí en Tijuana pues muy sencillo: adicciones en las calles”

“Si no podemos disminuir las adicciones, no vamos a poder acabar con los homicidios. El crimen es mucho más dinámico, necesitamos mejores policías, en el proceso de certificación están reprobados en esa materia, los policías no tienen la certificación ni la infraestructura ni el equipo”

“Por el lado de las adicciones hay que hacer un diagnóstico, qué tipo de tratamiento se les puede dar, un censo de los centros de rehabilitación porque luego se convierten en escuelas de crimen organizado, no hemos hecho nada en temas de adicciones. Le solicitamos a la Secretaría de Salud una cita y no nos la han dado, se siguen incrementando las ejecuciones, homicidios, feminicidios, violaciones”

El 30 de agosto, el cuerpo de una niña fue abandonada en una hielera sobre la calle en Tijuana.

Todas estas personas que dicen a quienes ‘les pasa eso es porque en algo  andaban metidos’, ustedes como Consejo ¿Qué dicen de estas ejecuciones que algunas las quieren ver como aisladas? ¿Cuál es el daño provocan estos índices de violencia en la sociedad?

“Hemos ido perdiendo esa batalla de rescatar a nuestros jóvenes, de educarlos, de darles oportunidades de trabajo. El mejor programa de prevención se llama educación, mientras que no se rescate ese tejido social, el problema va a seguir presente”

“También necesitamos más y mejores policías, un mejor sistema de justicia con más salas de audiencia, criticamos los presupuestos que se les asignaron en materia de seguridad este año, tanto a la Fiscalía General del Estado como al sistema de justicia. Lo mismo pasa en la federación, México… somos el peor país en materia de seguridad, somos los que menos invertimos. Necesitamos las voluntades políticas de los políticos en turno, que conozcan el problema que se pongan a trabajar en él y esto no está sucediendo”

¿Qué otras cifras han estado ustedes rastreando que les generen preocupación?

“Baja California es el segundo lugar en números de homicidio por tasa de 100 mil habitantes a nivel nacional, número dos el tema del narcomenudeo, es número cinco en feminicidios, número uno en robo de vehículos, número siete en robos en casa habitación, número siete en robo a comercio, número seis en violación, número siete en lesiones, número nueve en violencia familiar. Tijuana, en particular, es el primer lugar en materia de feminicidios, según cifras del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública a nivel nacional con 14 feminicidios acumulados en el año”

“Estamos en doble rojo, cuando la incidencia delictiva con seis o más delitos están por arriba de la media nacional, somos doble rojo. Tamaulipas está igual que nosotros”

“Falta voluntad política”

En hecho violentos recientes, policías en Mexicali han capturado en flagrancia a varios responsables. Por ejemplo, en los casos de Danna y Genebit ¿Ven ustedes algo que esté funcionando allá particularmente o es una cuestión de azar?

“Creo que ahorita si pudiéramos decir quién es el alcalde o la alcaldesa que más esté enfocando en temas de seguridad, te podría decir tranquilamente que es Marina del Pilar. Estuvimos con ella, tiene el 99% de sus policías certificados, tiene esa apertura y sensibilidad para enfrentar el problema, ella sabe que los retos son fuertes, pero nos está reconociendo esas áreas de oportunidad que tiene y está apretando las pinzas, me causó una estupenda impresión la reunión con ella, se ve que quiere cambiar las cosas y escuchar”

¿Tú crees que por parte del alcalde de Tijuana se ha desentendido del tema de seguridad?

“Yo creo que el alcalde está desconcentrado, trae proyectos políticos que no le permiten darle las horas que se merece Tijuana. Por el lado del alcalde creo que está desenfocado, desconcentrado y cuando alguien llega y lo critica dice que son ataques políticos y finalmente él regresa la denostación, si hago una crítica me va a criticar a mí en lo personal, pero al final de cuenta lo que estoy enseñándole son estadísticas”

En cuanto al análisis de la información y estadística recabada hasta el momento ¿Cuál es el panorama al cierre del año? Ya estamos en septiembre, nos toca un año complicado por la elección que viene en 2021

“Tenemos 10 años en esto y normalmente cuando entramos en un ciclo de cambio de gobierno, la inseguridad se nos va a para arriba, el que va saliendo piensa que el problema no es de él, el que va llegando dice pues tampoco es mi problema, la inseguridad entra en un limbo”

“Ahora nos sucedió una situación todavía peor porque se acortan los procesos electorales, con estas gubernaturas y alcaldías de dos años, nosotros lo que veíamos en alcaldías anteriores es que un año era para aprender un segundo año para ejecutar, un tercer año para prepararse a dónde iban a parar, cuál era el siguiente proyecto y ahora nos brincamos del aprendizaje a la transición para el próximo proceso electoral”

Transición, un limbo para la delincuencia.

“Lo que viene no es bueno, vamos a tener políticos desenfocados en el tema de inseguridad, venimos de un efecto de una pandemia que va a generar una crisis económica que seguramente nos va a generar repercusiones de crisis social y esa crisis social puede dar pauta para robos, asaltos y las autoridades no están preparadas para acotar este tipo de situaciones. Entonces nosotros como ciudadanos tenemos que seguir criticando y exigiendo y proponiendo, pero también empezar a pensar en cómo cuidar nuestro propio entorno personal”

“Cuando uno empieza a entender las lógicas de esto, creo que el esquema no está tan difícil, ya mencionamos puntos de recomendación: mejores policías, más ministerios públicos, un mejor sistema de justicia, ataque a las adicciones. Lo que ha faltado es voluntad política del gobernante en turno de enfocarse en la situación y de prever a largo plazo”

“Como Consejo Ciudadano tenemos esos diagnósticos, tenemos muchas propuestas y creo que un buen análisis de lo que requiere el estado y de lo que requiere cada una de nuestras ciudades ponerlos a su disposición del alcalde, del gobernador, del fiscal general. Ahí están nuestras propuestas, que nos volteen a ver, pero que no traten de transitar haciendo como que no pasa nada”.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Egresada de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad Autónoma de Baja California. Especialidad en Periodismo Policial y Judicial de la Universidad Iberoamericana, Campus Ciudad de México. Más de 12 años en medios de comunicación de México y Estados Unidos, como Semanario Zeta, Sin Embargo o la agencia española EFE.