Debido a Modelo Centinela, baja californianos recurren a laboratorios privados

Tijuana.- Bajo el modelo Centinela, solo al 10% de los pacientes ambulatorios con síntomas Covid que acuden a las clínicas de fiebre se le practica pruebas PCR, por lo que una gran cantidad de personas acuden a laboratorios privados para saber si padecen o no la enfermedad.

Estos quedan fuera de la estadística oficial y además, se ven obligados a cubrir un alto costo por la prueba, que en algunos laboratorios alcanza los 2 mil 700 pesos.

La ventaja es que el resultado se procesa en un lapso no mayor a 48 horas, ya que en las Clínicas de Fiebre, les entregan los resultados en un lapso de hasta seis días, con la incertidumbre que eso conlleva.

Sin embargo, el secretario de Salud en el Estado, Alonso Pérez Rico, afirmó que cuando el resultado es positivo lo entregan en menos de 24 horas y que “no es el común denominador” que informen a los pacientes su diagnóstico casi una semana después.

Recordó que en apego al modelo Centinela, no han considerado llevar a cabo una estadística alterna para registrar los resultados de laboratorios privados y así tener un panorama más amplio del comportamiento del COVID en Baja California.

“El escenario de hacerse una prueba en un laboratorio privado, para nosotros no nos afecta en nuestro sistema Centinela, porque las pruebas voluntarias que te haces en un laboratorio privado no las consideramos como parte del seguimiento del 10 por ciento de nuestra comunidad”, declaró a PUNTO NORTE.

Dijo que incluso los laboratorios privados podrían optar por dejar de hacer pruebas, y eso tampoco va a afectar el monitoreo que realizan en las Clínicas de Fiebre.

Esto porque seguirían muestreando al 10 por ciento de la población que llega ahí y a todos los hospitalizados con cuadro asociado a COVID.

“Nosotros precisamente por eso nunca nos basamos en un laboratorio privado para hacer nuestra red de laboratorio estatal, nos fuimos con instituciones educativas que nosotros validamos”, explicó, previa certificación del INDRE.

Informó que, ante el aumento de casos en las últimas semanas, los laboratorios estatales realizan un promedio de entre 100 y 200 pruebas por día. La capacidad es de 450 pruebas diarias.

El funcionario adelantó que el gobierno federal analiza la aplicación de la prueba rápida de antígenos, diferente a la de anticuerpos y que ofrece un resultado en minutos, por lo que esperarán la directriz que se marque a nivel nacional.

Este tipo de pruebas requieren la toma de una muestra vía nasofaríngea, que detecta proteínas virales de SARS-CoV-2.

En la Ciudad de México, por ejemplo, se agregó al modelo Centinela esa forma de monitoreo, mediante la instalación de puestos aleatorios para hacer la prueba a población abierta.

No obstante, Pérez Rico comentó que en Baja California le siguen apostando a la prueba PCR. Tampoco contemplan aumentar el número de pruebas.

“Las pruebas no son la solución, la solución es en cada uo. La corresponsabilidad, si nosotros, como sociedad nos cuidamos otra vez, nos quedamos en nuestra casa, usamos el cubrebocas, tendríamos niveles como en septiembre que fueron los más bajos del estado”, finalizó.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Más de 21 años de experiencia como colaboradora en medios locales para educación, salud, empresarial, gobiernos, partidos políticos y deportes. Primera ganadora del Premio Tijuana Joven en el Mérito en Periodismo y Comunicación Social. Diplomada en Periodismo por la Universidad Iberoamericana (campus Tijuana) y Mención Honorífica por el Tecnológico de Monterrey.