Hospitales en BC se quedan sin medicamentos para sedar a pacientes que requieren intubación

Tijuana.- El secretario de Salud en el Estado, Alonso Pérez Rico, informó esta mañana que hay desabasto en los medicamentos que se requieren para la sedación de pacientes que necesitan ser intubados por presentar un cuadro crítico de COVID-19.

Durante la trasmisión en vivo del gobernador, Jaime Bonilla Valdez, el secretario explicó que estos medicamentos se usan como relajantes musculares para sedar a los pacientes graves.

Explicó que se necesitan medicamentos como el bromuro de vecuronio, cisatracurio, propofol, detomidina y midazolam, ya que son los que se usan para auxiliar a los pacientes que enfrentan complicaciones en las vías respiratorias.

Por lo anterior, informó que se buscará surtir estos artículos en lo inmediato, pero recordó que en diciembre, empresas farmacéuticas y de otro giro registran procesos más lentos de venta debido a las vacaciones de esta temporada de fiestas.

Hizo un llamado a aquellas empresas que cuenten con alguno de estos medicamentos, los pongan en venta o los donen a la Secretaría de Salud, pues “se necesitan de 30 a 35 ámpulas por paciente y se tienen cerca de 200 pacientes”.

De igual forma, informó que el abastecimiento de ventiladores en la entidad aún es estable.

Además, la Secretaría de Salud busca alternativas como el uso de máquinas de alto flujo para evitar la intubación en pacientes que presentan complicaciones para respirar.

Explicó que si un tanque de oxígeno proporciona de 10 a 15 litros, las máquinas de alto flujo manejan hasta 50 litros por minuto, por lo que señaló que esta es una gran opción para no recurrir a la respiración mecánica asistida en los pacientes.

En consecuencia, recalcó que están en búsqueda de conseguir al menos 30 máquinas de alto flujo, con la intención de no necesitar utilizar todos los 113 ventiladores que se tienen actualmente disponibles en todo el estado.

No obstante, Pérez Rico, apuntó que de ser necesarios más respiradores artificiales, los van a rentar.

“Tengan la certeza de que, si dios no lo quiera, se llenan los hospitales y se acaban los ventiladores, vamos a tener que rentar más ventiladores”, indicó el secretario.

Por su parte, el gobernador expresó que incluso, el estado ya cuenta con un proveedor que está dispuesto a rentar ventiladores, en caso de que se necesiten más.

“Ya tenemos un proveedor que está dispuesta a rentárnoslo en bases diarias y así es como vamos a hacer esa negociación con ellos, esto ya está previsto, vamos a tener suficientes ventiladores en el peor de los casos”, expresó el mandatario sin referir de qué empresa se trata

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Redactora de notas periodísticas en Punto Norte. Licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California. Ponente en congresos y colaboradora en revistas de lengua y literatura. Autora de «Hace tanto ruido adentro que el silencio se suicida» (Editorial Poiesis, 2018).