Bomberos denuncian malos manejos y pésimas condiciones en equipo de trabajo

Bomberos, en el abandono. Foto: Omar Martínez

Tijuana.- A la serie de carencias con las que bomberos de Tijuana realizan su trabajo, se suman diversos señalamientos de malos manejos del presupuesto asignado al departamento y la intromisión de altos funcionarios ajenos a la dependencia.

Bomberos consultados por PUNTO NORTE denuncian el enrarecido ambiente al interior de la corporación, propiciado por el grupo relacionado con el secretario de Desarrollo Económico de Tijuana (SEDETI), Arturo Pérez Behr, quien mantiene el control.

Lee también Bomberos van sin mangueras ni equipo a apagar incendios, hay solo 19 unidades para toda Tijuana

Personal organizado del departamento advierte que el Pérez Berh es quien ha realizado los nombramientos de la dependencia con personas que le responden a él y no al departamento de bomberos y sus integrantes.

Producto de estos intereses –explican– se ha nombrado al encargado de despacho, Néstor Alarcón Morales, quien actualmente se encuentra incapacitado por COVID, y del oficial de Enlace, Francisco Ubach.

Al primero se le señala de no ejercer el recurso disponible en la partida destinada a la adquisición de unidades y equipamiento poniendo en riesgo la vida de los elementos; al segundo de alterar la información respecto los recursos insuficientes para afrontar la temporada de incendios.

De acuerdo con los elementos entrevistados, hay 16 millones de pesos en la partida para compra de unidades, que alcanzarían para seis bomberas y 10 pipas, de modelos 2002 y 2015, respectivamente.

En la partida de equipamiento hay 4 millones 600 mil pesos, que tampoco se han ejercido. Con ese recurso pudieran adquirir cascos, chamarras, guantes o escafandras, que sufren un rápido desgaste.

Mientras que la partida para la compra de mangueras y otras herramientas cuenta con 3 millones 600 mil pesos que se perderán, ya que está por concluir el ejercicio fiscal.

La negligencia de los responsables del manejo de la corporación, advierten, pone en riesgo la integridad de los bomberos, ya que al tener mangueras de menor extensión deben aproximarse al punto donde se registra el incendio. Además, se transportan en unidades que no han recibido mantenimiento, que ya cumplieron con su tiempo de vida útil, o que fueron mal reparadas.

Tan solo antier por la tarde en un servicio de incendio, una unidad asignada a la estación de La Mesa, recién salida del taller ,sufrió una avería de la transmisión.

De ahí que ha habido elementos que se niegan a conducir unidades o pipas, porque temen sufrir un accidente.

El 26 de octubre, un grupo de capitanes de bomberos llevó a la Presidencia Municipal un pliego petitorio haciendo notar estas carencias y fallas.

Tres días después fueron recibidos por la entonces alcaldesa, Karla Ruiz MacFarland, quien les prometió ayuda, pero les dijo que no sabía cuánto tiempo iba a estar en el cargo.

Dicho documento también fue entregado al encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Juan Valdés Moreno.

Sin embargo, este les aclaró que las gestiones se tienen que hacer a través del encargado de despacho de la Dirección de Bomberos.

Estas carencias tanto en unidades como en equipo se hicieron más evidentes tras los incendios de esta semana, en los que se observaron a los bomberos trabajando sin los elementos necesarios para combatir el fuego.

Sin embargo, por parte del Ayuntamiento continúan negando la gravedad de la situación, por algunos medios de comunicación publicaron entrevistas con el encargado de Enlace, Francisco Ubach, quien atribuyó el uso hasta de mangueras domésticas con la gravedad de los fuegos ocasionados por la condición Santa Ana.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts