Cruces fronterizos permanecerán restringidos hasta febrero, confirma Estados Unidos

Foto: Embajada de Estados Unidos en México

Tijuana.- Hasta el 21 de febrero, por lo menos, permanecerán las restricciones en los cruces fronterizos entre México y Estados Unidos a través de los puertos de entrada terrestres, debido a la todavía vigente pandemia por el COVID-19.

La Embajada de Estados Unidos en México confirmó la información que ayer fue dada a conocer por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El agregado del Departamento de Seguridad Nacional en la Embajada de Estados Unidos en México, Edgar Ramírez, explicó que la pandemia por el COVID-19 continúa cobrando un gran número de vidas en ambos lados de la frontera.

Detalló que la llegada de una nueva cepa de coronavirus posiblemente esté facilitando los contagios, mismos que no logran disminuirse.

Tan solo en San Diego, frontera con Tijuana, ya son más de 25 los casos detectados de la nueva variante del COVID-19.

También puedes leer Restricciones para cruzar la frontera continuarán un mes más

Edgar Ramírez subrayó que se tiene “la esperanza de que las vacunas logren poner un alto” a esta situación global, pero recordó que para que esto suceda aún falta tiempo.

Las restricciones en los cruces fronterizos en la frontera entre México y Estados Unidos iniciaron desde el 21 de marzo de 2020 y se han ido extendiendo mes con mes, debido a la propagación del coronavirus.

Asimismo, el funcionario de la Embajada fue enfático en que mientras la pandemia permanezca, no habrá tolerancia para ir a hacer actividades no esenciales o visitar a familiares que residan en Estados Unidos.

“Repetimos: una pandemia global NO es el momento para ir de compras, de paseo o a visitar a la familia del otro lado de la frontera. Y la migración ilegal ya sea individual o en caravanas no será permitida por las autoridades, y no tendrá otro efecto que empeorar la situación de los contagios”, indicó.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Redactora de notas periodísticas en Punto Norte. Licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California. Ponente en congresos y colaboradora en revistas de lengua y literatura. Autora de «Hace tanto ruido adentro que el silencio se suicida» (Editorial Poiesis, 2018).