Juez deja libres a tres mujeres que traficaban fentanilo en genitales

Las mujeres llevaban los paquetes ocultos en sus zapatos, sostén y en la vagina.

Tijuana.- El juez federal Alejandro Baltazar Chávez determinó la libertad y no vinculación a proceso de tres mujeres, quienes recientemente fueron detenidas en el Aeropuerto de Tijuana con más de dos kilos de fentanilo, escondidos en sus genitales, ropa interior y zapatos.

El juzgador, quien devenga un salario neto de 136 mil 762 pesos al mes, alegó que los elementos de la Guardia Nacional que realizaron la aprehensión de las tres mujeres en dos eventos distintos, no habían justificado el primer nivel de contacto, esto es, el acto de molestia para abordar a las mujeres.

Lo anterior a pesar de que en uno de los casos, una juez distinta, en audiencia inicial de control de detención, ya había calificado de legal la aprehensión de una de las mujeres,

Esto después de escuchar los argumentos de la Fiscalía General de la República (FGR), quiene explicó el proceso de detención y formuló la imputación por delitos contra la salud.

La juez consideró que se reunían todos los elementos para justificar la detención que derivó en la localización de 480 gramos de fentanilo, una de las drogas más letales y redituables, escondida en la vagina de la mujer.

También puedes leer Juez libera a mujer que traficaba heroína y critica a gobernador y medios por hablar de sus decisiones

Según información obtenida por PUNTO NORTE, la primera mujer detenida fue identificada como Gabriela Alejandra Zagala Medina, quien el sábado 9 de enero, arribó a la ciudad en un vuelo de la aerolínea Volaris desde Culiacán, Sinaloa.

Envuelto en condón en el interior de la vagina, la mujer traficó casi medio kilo de la droga y el martes 12 de enero fue presentada en audiencia inicial, en donde la juez de distrito calificó su detención como legal.

La defensa de la mujer solicitó la ampliación del término constitucional para la vinculación a proceso, por lo que la próxima audiencia se fijó para para hoy lunes 18 de enero.

Sin embargo, la juzgadora se encuentra en periodo vacacional, por lo que fue sustituida por el juez Alejandro Baltazar Chávez en la continuación de la audiencia inicial.

En esta, el juez determinó la no vinculación a proceso, pues alegó no tener información de las circunstancias de tiempo, modo, lugar y ocasión de la detención, la cual ya había sido calificada de legal y no era materia de análisis en esta segunda audiencia.

Aseguró que en su Informe Policial Homologado, la Guardia Nacional no explicó por qué abordó a la mujer en un primer momento, desechando así el hallazgo del tráfico de droga.

Esto también en contradicción del acto ya juzgado por su compañera juez, quien no encontró ninguna ilegalidad en la aprehensión.

También puedes leer Juez liberó al Cabo 85 y al Cabo 89

Un paquete de medio kilo que ocultaba la primera mujer detenida.

También ayer domingo, el juez Alejandro Baltazar Chávez encabezó la audiencia inicial de otras dos mujeres, detenidas el viernes 15 de enero en el Aeropuerto de Tijuana, tan solo días después que la primera.

Según la narrativa en el Informe Policial Homologado, las mujeres viajaban juntas y descendieron de un vuelo.

Antes de salir de las instalaciones aeroportuarias, una de ellas fue abordada por un elemento de la Guardia Nacional, quien, como inspección de rutina, le solicitó una identificación oficial.

Cuando la mujer le entregó una credencial de elector, este preguntó por su nombre y ella dijo no recordarlo completo, lo que despertó la sospecha del oficial.

Por ello, le pidió una segunda identificación y fue entonces que observó que la mujer tenía otra credencial del Instituto Nacional Electoral (INE) en su cartera, la cual le pidió.

En este segundo documento de identidad, la foto de la mujer coincidía, pero el nombre y los datos personales eran distintos a los de la primera identificación.

Quien dijo llamarse Abril Niebla Sánchez y Sonia Ayón Núñez, fue llevada a las oficinas de la Guardia Nacional, junto a su acompañante, Paulina Sánchez.

Después de unos minutos, las mujeres confesaron llevar varios paquetes de droga escondidos en el cuerpo.

Cada una cargaba con un kilogramo de fentanilo, distribuidos en cinco envoltorios: dos en las plantas de sus zapatos, dos más en el sostén y por último, uno en la vagina.

Tanto la droga como las mujeres fueron puestas a disposición de la FGR, la cual hoy lunes 18 de enero, las presentó ante el juez Baltazar Cháves en audiencia inicial.

El juez utilizó el mismo argumento para, de entrada, declarar de no legal la detención, pues dijo que los oficiales no habían acreditado el primer nivel de contacto de las mujeres, pues no explicaron por qué las cuestionaron y por ende, el caso no proseguía.

El juez no le permitió al ministerio público continuar con la formulación de imputación para pedir la vinculación a proceso y ordenó la liberación de ambas mujeres.

La detención de estas mujeres apenas había sido informada esta mañana por Isaías Bertín Sandoval, secretario técnico de las mesas de seguridad, en la transmisión del gobernador Jaime Bonilla Valdez.

Según notas periodísticas, en marzo de 2019, el mismo juez Alejandro Baltazar Chávez dejó en libertad al cantante Crecer Germán, quien fue detenido por la entonces Policía Estatal Preventiva (PEP) junto a otros hombres, con un arsenal en un laboratorio clandestino de armas en Tijuana.

El fentanilo es un opiode que es hasta 100 veces más fuerte que la morfina y principalmente es producido de manera clandestina en laboratorios en México, según información de la Agencia Antidrogas (DEA).

Según estimaciones de la DEA, un solo gramo de fentanilo puede venderse por 200 dólares en algunas regiones de Estados Unidos.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Egresada de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad Autónoma de Baja California. Especialidad en Periodismo Policial y Judicial de la Universidad Iberoamericana, Campus Ciudad de México. Más de 12 años en medios de comunicación de México y Estados Unidos, como Semanario Zeta, Sin Embargo o la agencia española EFE.