Hoy reabrieron gimnasios, pero no todos sobrevivieron a pandemia

Tijuana.- Este día, la Secretaría de Salud del Estado permitió la operación de gimnasios en el estado, luego de que se mantuvieran cerrados desde el 7 de diciembre como parte de las medidas ante el semáforo rojo por casos de COVID-19.

Esta situación afectó severamente la economía de los propietarios de varios gimnasios en distintos puntos de la ciudad.

PUNTO NORTE entrevistó a Yessenia Ruiz, entrenadora y propietaria del gimnasio Xcaret, ubicado en la colonia Guaycura, quien detalló que tras estos cierres durante el mes pasado, varios establecimientos no lograron sobrevivir a una nueva reapertura, por lo que tuvieron que cerrar definitivamente sus puertas al público.

Este giro se mantuvo cerrado también desde el inicio de la pandemia hasta después de la mitad del año 2020 y aunque se les permitió reabrir, fueron cerrados nuevamente en diciembre.

La empresaria explicó que hubo lugares de entrenamiento que simplemente no lograron cubrir los gastos de las rentas.

No obstante, indicó que aún hay algunos que siguen sobrellevando la difícil situación económica, como es el caso del gimnasio que administra.

“Si nos afectó bastante (los cierres), pero cuando volvimos a abrir nos empezamos a recuperar un poco, pero apenas estábamos sacando para cubrir todos los gastos y otra vez nos volvieron a cerrar, entonces si nos afectó demasiado”, dijo la entrenadora.

El secretario de Salud en el Estado, Alonso Pérez Rico, informó durante el fin de semana que los gimnasios ya están autorizados para abrir a partir de hoy lunes 25 de enero.

Lo anterior, siempre y cuando los propietarios de estos establecimientos cumplan cabalmente con los nuevos lineamientos del protocolo sanitario contra el COVID-19 y respeten un aforo máximo del 25 % de la capacidad total.

También puedes leer: Autorizan abrir gimnasios y casinos

Al respecto, Yesenia Ruiz comentó que a pesar de que se reactiven los gimnasios en la ciudad, la temporada de enero, que tradicionalmente es alta como parte de los propósitos de Año Nuevo de comenzar a hacer ejercicio, no está siendo lo que esperaban.

Apuntó que la mayoría de las personas todavía tiene miedo de regresar a estos lugares por el riesgo de contagiarse de COVID-19.

Por lo anterior, indicó que el riesgo de infectarse en un gimnasio es el mismo que se corre al ir a hacer compras a un mercado, por lo que indicó que es más riesgoso desarrollar obesidad al continuar en resguardo domiciliario.

En consecuencia, manifestó que las personas que asisten a entrenar normalmente tienen “mejor salud y están más fuertes del sistema inmune”, por lo que indicó que hacer ejercicio resulta benéfico para combatir la probabilidad de contraer la enfermedad.

“Tenemos el mismo riesgo como en algún otro lugar donde hay más de 2 personas que no se conocen, por ejemplo, mercados, ahí la gente toca los artículos y los vuelve a agarrar otra persona, es lo mismo, nada más que nosotros tenemos la ventaja de que la gente que entrena tiene mejor salud, estamos más fuerte en el sistema inmune, entonces tenemos más defensas contra el virus”, finalizó. (Con información de Aimee Melo)

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Redactora de notas periodísticas en Punto Norte. Licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California. Ponente en congresos y colaboradora en revistas de lengua y literatura. Autora de «Hace tanto ruido adentro que el silencio se suicida» (Editorial Poiesis, 2018).