Bonilla explica por qué habló solo 30 segundos en la visita de AMLO

Tijuana.- Durante la inauguración del cuartel de la Guardia Nacional que llevó a cabo el presidente Andrés Manuel López Obrador, el sábado, el gobernador Jaime Bonilla Valdez dio un discurso de apenas 30 segundos.

Al terminar su breve intervención, López Obrador soltó una risa y chocó los puños y codos con Bonilla Valdez, quien también regresó riendo a su silla en el presídium.

Hoy, el mandatario estatal explicó la razón por la que dio un mensaje tan breve.

Dijo que prefirió ceder los minutos que tenía para hablar para que así el presidente pudiera permanecer más tiempo en el lugar para una comida que se le organizó en las instalaciones de la Guardia Nacional.

Ese día, López Obrador llegó de un vuelo desde Hermosillo, Sonora y de ahí siguió su gira hacia La Paz, Baja California Sur.

“Hubo una situación muy particular, traía muy poquito tiempo. Era todo un evento, un traslado, corte de listón, un recorrido en las instalaciones, otro traslado y tenía dos horas para hacer todo”, explicó hoy durante su transmisión en vivo.

Dijo que el propio presidente le comentó en el camino, “tenemos el tiempo muy reducido, y luego nos encontramos con un tráfico tremendo a raíz de un socavón que hubo antes de llegar a la garita de Tecate, entonces se perdió mucho tiempo ahí y quimos hacer un ajuste de tiempo”.

Detalló que el presidente tenía organizada una comida en el cuartel, pero que este le dijo que no alcanzaba a comer.

“Le dije no puede ser posible, tienes que comer, te tienen la comida muy rápida, entonces le sugerí ‘vamos reduciendo los tiempos, me ofrezco darme todo mi tiempo’ y dijo no nomás van a hablar tres personas y debes ser la primera persona que habla”, añadió.

Y continuó “él pensó que me iba aventar de 10 o cinco minutos, tres o cuatro minutos, pero no, llegué, lo presenté, le doy la bienvenida, le digo qué tanto se le quiere”.

“Le doy la más cordial bienvenida a este estado que tanto lo quiere, que tanto se ha preocupado en toda su administración, en Baja California hay un afecto muy especial para usted, siempre hemos tenido el apoyo incondicional de usted señor presidente, sé que el tiempo nos apremia, es cuanto, señor presidente”, fue el discurso de Bonilla Valdez.

Por su parte, López Obrador inició su discurso diciendo “me da mucho gusto estar de nuevo en Tijuana en Baja California. El gobernador Jaime Bonilla habló poco, pero lo más importante son los hechos. Un revolucionario que admiro, el general Francisco J. Múgica, decía: ‘Hechos, no palabras’. Y también, aunque se le atribuye a muchas personas, filósofos, en particular españoles, se dice que ‘breve y bueno, doblemente bueno’; por eso voy a tratar de ser muy concreto y hablar poco, pero transmitir mis sentimientos”.

Hoy, Bonilla Valdez añadió “se sorprendió porque duré medio minuto, le dije ‘es cuanto, presidente’. La gente te quiere oír a ti, a mí me escuchan todos los días, yo ya los tengo enfadados, En Baja California lo que cuenta es la acción, no discursos demagogos”.

Por último, aseguró que como en cada visita al estado, el presidente “siempre dice que llega contento y se va feliz”.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts