Sin poder de convocatoria del Campestre, juntaron casi la mitad de sus socios

Tijuana.- El mitin convocado por el Club Campestre este domingo frente a sus instalaciones lució con poca afluencia, pero con el apoyo principalmente de militantes y candidatos panistas quienes realizaron partes de sus actividades de campaña.

Según datos proporcionados por el Campestre, su club está integrado por cerca de 800 miembros y sus familias, quienes han pagado por una membresía que en la actualidad se cotiza entre los 50 y 70 mil dólares.

Sin embargo, ante la convocatoria lanzada días antes para protestar hoy a las 10:00 horas, invitando a la sociedad en general, su concurrencia fue mínima, al grado de no sumar ni siquiera las 800 personas quienes integran el club.

El mitin se organizó para manifestarse en contra de la expropiación que el gobierno del estado ha iniciado.

Entre los manifestantes, sobresalieron decenas de niños y grupos de militantes del Partido Acción Nacional y sus principales candidatos, por ejemplo, Lupita Jones, candidata a la gubernatura por la alianza integrada por el PAN, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

También puedes leer Marcha contra la expropiación del Campestre terminó en acto de campaña panista

Acompañando a Jones, también acudió Jorge Ramos Hernández, candidato a la alcaldía de Tijuana; Jaime Martínez Veloz, candidato del PAN a la diputación federal del Distrito 5, entre otros dirigentes y militantes del blanquiazul, como Enrique Méndez Juárez, líder en el Estado y Héctor Osuna Jaime, coordinador de campaña de la gubernatura.

El Campestre es un club social donde sus principales actividades son el juego de golf y tenis, también cuentan con una piscina, un bar, un restaurante exclusivo y varios salones de eventos para sus miembros o invitados.

El 13 de abril, el gobierno del Estado publicó en el Periódico Oficial de Baja California la declaratoria de utilidad pública con lo que inició el proceso de expropiación del Club Campestre, el cual ocupa más de 504 mil metros cuadrados en una de las zonas de mayor plusvalía en la ciudad.

En los años 30, el gobierno federal expropió el complejo turístico de casinos y apuestas que se había construido años atrás en los terrenos de Agua Caliente para instalar un hospital y un centro educativo.

Sin embargo, a finales de la década de los 40, y tras varios litigios, un grupo de empresarios se apoderaron de una parte de los terrenos expropiados para fundar el Club Campestre.

Aquel primer Consejo directivo del club obtuvo posesión de los terrenos por medio de una cesión gratuita del general Abelardo Rodríguez, ex presidente de México, logrando desalojar el hospital público.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts