Ex policía vinculado a García Luna, señalado de enriquecimiento y corrupción, aparece en marcha Campestre

Tijuana.- Entre los asistentes que acudieron ayer a la protesta contra el proceso de expropiación que inició el gobierno de Baja California de los terrenos del Club Campestre, estaba Edgardo Flores Campbell, una figura no solo ligada al Partido Acción Nacional (PAN), sino también al ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, quien se encuentra preso en Estados Unidos por cargos relacionados al narcotráfico.

Flores Campbell, quien fue titular de Asuntos Internos de la Policía Federal durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, dijo a medios de comunicación ser presidente de la Comisión y Protección del club social.

Consideró que el gobernador Jaime Bonilla Valdez difunde una narrativa y un discurso de división con las declaraciones que ha hecho de la poca utilidad del club que cuenta con un campo de golf, piscina, canchas de tenis, restaurante y otros servicios para sus miembros.

Sin embargo, los antecedentes de Flores Campbell no son los mejores. Desde antes de que a García Luna se le encarcelara, columnistas como Álvaro Delgado de la revista Proceso lo vincularon como amigo íntimo del hombre de confianza de Felipe Calderón.

En 2019, el ex funcionario panista fue encarcelado y se le sigue una investigación por tráfico de drogas durante su periodo como secretario de Seguridad.

Según la investigación del gobierno estadounidense, García Luna se apoyaba en la estructura de la Secretaría y de la Policía Federal para operar una red de sobornos del Cártel de Sinaloa a cambio de protección y de detenciones y decomisos para los grupos rivales de esta organización criminal.

También puedes leer Sin poder de convocatoria del Campestre, juntaron casi la mitad de sus socios

Incluso, el ex funcionario fue coordinador de giras durante la campaña del ex presidente panista y una vez que este llegó al poder, fue nombrado primero secretario general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y luego al frente del órgano interno de control de la Secretaría de Seguridad y Protección Federal.

Entre los primeros puestos que Flores Campbell ocupó en la administración pública fue durante el periodo de Francisco Kiko Vega de Lamadrid como alcalde de Tijuana, cuando fue jefe de Reglamentos Municipales y Fiscalización Municipal.

De ahí secretario técnico en la Cámara de Diputados y posteriormente director de Seguridad en Tlalnepantla, Estado de México.

Luego del sexenio de Calderón, Flores Campbell continuó su carrera en la Policía Federal. Fue en ese entonces que diversos medios de comunicación documentaron que su lujosa mansión valuada en 30 millones de pesos, ubicada en la Ciudad de México, sufrió un derrumbe en 2014.

En 2016, contendió para ser fiscal anticorrupción, pero no fue seleccionado por el Senado de la República.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts