IGASAMEX instala ducto de gas en Jardín Dorado y vecinos se oponen: “están poniendo una bomba”

Foto: Alejandro Gutiérrez

Tijuana.- La instalación de ductos de gas natural en plena zona residencial y comercial, ha movilizado a la colonia Jardín Dorado.

Vecinos del área se han organizado para proteger su patrimonio ante el riesgo de explosión por una obra que, a sus ojos, es irregular y peligrosa.

Desde las 9:00 de la noche y hasta la mañana, los colonos hacen guardia sobre el bulevar Terán Terán para evitar que trabajadores de las empresas Consumidora Industrial Otay e IGASAMEX continúen instalando la tubería, a menos de un metro de la superficie, por donde diariamente pasan cientos de autos y camiones de carga pesada.

Foto: Alejandro Gutiérrez

Se trata de una obra que busca surtir de gas natural al Parque Industrial El Águila. En octubre del año pasado intentaron instalar estos ductos por las calles frente a sus viviendas, pero los vecinos se manifestaron, exigieron la reparación del pavimento que rompieron y detuvieron el proyecto.

Hace una semana se reanudó el plan para la empresa gasera pero ahora sobre el bulevar Terán Terán.

Esto significa que el gas viajaría entre casas, comercios, tres escuelas, un jardín de niños, gasolineras y vehículos.

“Están poniendo una bomba frente a nuestras casas y ahora, yo no sé si por conveniencia legal o financiera con la empresa, en lugar de dar una ruta alterna, se ponen en una vialidad principal”, expresó Saúl Zamudio, presidente del Comité de Vecinos de Jardín Dorado.

Y añadió “yo quisiera pedir que se pongan en nuestros zapatos”.

Foto: Alejandro Gutiérrez

La confrontación entre vecinos y trabajadores ha subido de nivel. Apenas el jueves 7 de octubre, empleados de la constructora buscaron intimidar a los manifestantes, prensándolos con la maquinaria.

También en días pasados se apersonaron agentes policiacos, quienes intentaron detener a los vecinos inconformes.

Sin embargo, su tono bajó de nivel y ayer sábado, solo resguardaron el área para evitar un incidente mayor, según constató PUNTO NORTE.

“El responsable de la obra nos dijo que si nosotros no le paramos, le hablaría a la Policía y los tendrían que apoyar porque ya pagaron 5 millones de pesos en permisos”, relató Zamudio.

Foto: Alejandro Gutiérrez

El viernes 8 de octubre, el presidente del Comité de Vecinos de Jardín Dorado acudió a Palacio Municipal para solicitar el apoyo de la alcaldesa Montserrat Caballero Ramírez.

También buscó interponer una queja en Sindicatura Procuradora, pero no la admitieron por la presunta falta de documentos. Pero adelantan que las manifestaciones y bloqueos continuarán, porque de esperarse más tiempo, la obra concluirá sin marcha atrás para ellos.

“No estamos en contra del desarrollo de Tijuana ni del bien común, porque es lo que nos dicen, que para eso es; pero no es para el bien común de nosotros, es para el bien de un empresario que contrató el servicio y aquí, una bomba de tiempo”, apuntó Zamudio.

Foto: Alejandro Gutiérrez

La organización de la ciudadanía logró que la noche del sábado 9 de octubre, la obra no continuará por lo menos durante esa jornada; aún así, hubo algunos encontronazos e intentos de atropellamiento por las unidades.

“Armados” con pancartas, sillas y mantas con consignas como “No al gas”, “Jardín Dorado dice no al ducto de gas”, entre otros, madres y padres de familia, adultos mayores, jóvenes y algunos adolescentes se apuestan cada noche sobre el bulevar Terán Terán.

Son apoyados por algunos negocios frente a donde sucede la obra. También por algunos residentes que accionan el claxon en señal de apoyo o les preguntan detalles sobre la instalación de gas en la colonia.

Incluso menores de edad, arriba de sus bicicletas, pasan por la manifestación y gritan “mi casa sí, el gas no, a la…”.

La señora Marisela Benavides Rodríguez contó a PUNTO NORTE que tiene más de 25 años viviendo en esta zona de Tijuana, por lo que no tuvo otra opción más que salir a defender lo suyo y a los suyos.

“No podemos permitirlo, es nuestra colonia, llegamos en ceros, aquí no existía el Terán Terán, estaba cerrado, había vacas, entonces no es justo que vengan; ya lo quisieron por dentro de la colonia y no lo permitimos. Ahora lo quieren hacer por el bulevar, peor todavía, aquí pasan trailers, estos tubos no van a durar, va a explotar”, sentenció.

Los vecinos se han dividido por turnos: desde las 8:00 a la medianoche, y de 1:00 de la mañana a las 8:00 de la mañana.

Mientras transcurre la jornada, los empleados se desesperan y se hacen de palabras, pero aseguran que ‘no les queda de otra’.

Justo cerca de las 10:00 de la noche de ayer, un montacargas era detenido por una manta y algunos vecinos no dejaron que siguiera avanzando por la vialidad. A lo lejos, policías municipales resguardaban el área.

Foto: Alejandro Gutiérrez

“No, aquí no tenemos autoridades, a ellos no les interesa, nosotros tenemos que salvar nuestra tierra y nuestra familia”, lamentó la señora Marisela.

Saúl Zamudio, presidente del Comité de Vecinos de Jardín Dorado, hizo un llamado a las autoridades municipales que van tomando posesión del Ayuntamiento, para que hagan una revisión exhaustiva de los permisos para la instalación de gas por tubería o busquen opciones afuera de esta mancha urbana.

El documento enviado a la alcaldesa de Tijuana señala: “el año pasado se logró detener la obra gracias a la unión de los vecinos, pero esta vez es necesario contar con su apoyo para poder seguir garantizando la seguridad y el bienestar de las personas que aquí residimos”.

Cabe señalar que ambas empresas están reguladas en la Comisión Reguladora de Energía y en el caso de Consumidora Industrial Otay, en 2015, la Secretaría de Energía avaló un proyecto llamado “Distribución de gas natural para la zona geográfica de Tijuana”.

Foto: Alejandro Gutiérrez

Uno de los argumentos presentado por la Sener, para determinar que la distribución de gas a industriales no generaba impactos significativos, es que “no interactúa de manera directa con localidades y/o asentamientos humanos”.

Lo anterior sería un argumento que en este caso, no se cumpliría y es precisamente lo que motiva la inconformidad de Jardín Dorado.

Será el próximo martes cuando la organización vecinal regrese al Ayuntamiento para continuar con las gestiones ante la autoridad y que determinen si los permisos expedidos son legales o por qué es que no se tomó en cuenta a la ciudadanía afectada.

“Con el corazón en la mano, yo les pido que nos apoyen, no nos gustaría ser una noticia más, ser “colonia Jardín Dorado voló”, ese es el temor no tanto por mí, por mis nietos. Somos esposas, madres, abuelas, el terror de que nuestros nietos salgan volando, por favor, ayúdenos”, expresó una de las manifestantes, en una noche más de guardia.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts