¡Es hoy, es hoy! De compras o a visitar familia, los primeros en cruzar la frontera tras reapertura

Tijuana.- Con la maleta en una mano y el folder con su certificado de vacunación impreso en otra, el señor Julián llegó a la garita peatonal de San Ysidro pasada la medianoche de este lunes 8 de noviembre para, por fin, cruzar a los Estados Unidos.

Junto a su familia, viajaron desde Culiacán, Sinaloa para reunirse con sus seres queridos después de casi 20 meses de la restricción para cruces no esenciales, una medida impuesta en marzo de 2020 por Estados Unidos para cortar la transmisión de Covid-19.

Así, en punto de las 00:00 horas, llegó uno de los momentos más esperados por la población fronteriza: todo aquel que cuente con visa vigente y certificado de vacunación (con dosis aprobadas por la Organización Mundial de la Salud), podrán cruzar ‘al otro lado’.

Es decir que si cuenta con vacuna Pfizer, Moderna, Janssen de Johnson & Johnson, Sinovac, Sinopharm y AstraZeneca, ya pueden cruzar la frontera con fines de recreación. 

“Nos sentimos emocionados, se hace así el corazón, late fuerte”, comenta una de las viajeras que acompañaba a Jullián; ellos llegaron en avión a Tijuana y de ahí, se trasladaron al puerto de San Ysidro.

Algunos traían su certificado de vacunación impreso en una hoja tamaño carta, otra señora de la tercera edad llevó su comprobante tamaño credencial, dentro de una bolsa Ziploc, listo para mostrarla al oficial de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés).

“Ya queríamos ver a la familia que extrañamos y queremos tanto, teníamos rato que no los veíamos, pero gracias a Dios ya podemos, con la nueva normalidad”, agregó.

La expectativa por la llegada de este momento era grande, pero contrario al caos que se anticipó, las primeras horas tras la reapertura de la frontera transcurrieron en calma, por lo menos en la garita de San Ysidro.

“Ahorita está tranquilo, pero al rato, después de las 4:00 o 5:00 de la mañana, ahí sí, por todos los que vienen a trabajar”, comentó uno de los vendedores ambulantes que, asegura, espera ver crecer su economía con el levantamiento de las restricciones.

Para ellos, el cierre parcial de la frontera fue un golpe duro. Lo mismo reporta el comercio formal en San Ysidro y en el caso del sector turístico de Tijuana, reportó pérdidas de hasta el 90% y el cierre de hasta 80 negocios nada más en la avenida Revolución.

Aunque la Asociación de Comerciantes Turísticos de Tijuana estima un repunte del 25% en sus ventas, lo cierto es que del lado mexicano, los consumidores locales volverán a las tiendas departamentales del otro lado de la frontera.

“Nosotros queríamos venir a hacer compras, pero tuvimos que esperarnos bastante tiempo”, platica Abel Cruz.

Él viajó junto a su esposa y su hija desde Mazatlán para poder reencontrarse con otro hijo que vive en San Diego, California.

Platicó a PUNTO NORTE que viajó un día completo por carretera para estar poco antes de la medianoche en la garita y en cuanto marcara el reloj, “emprendemos la huída”.

“El plan es venir, comprar ropa, lo necesario, calzado, algunas herramientas que necesito y lo primordial es estar con mi familia, mi hijo y mis nietos”, manifestó entusiasmado.

La familia Cruz llegó a la garita de San Ysidro temprano y en lo que llegaba la medianoche del lunes 8 de noviembre, estacionaron su unidad a las orillas de los carriles  Ready Lane del lado derecho, al lado del muro de contención que separa los carriles Sentri. 

No fueron pocos los que esperaron a que el reloj marcara las doce para arrancar el motor y acercarse a las casetas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés).

Y los pocos que intentaron cruzar antes de tiempo, al menos en los carriles vehiculares, fueron regresados por los oficiales de migración.

Ante ello, agentes municipales les pedían que avanzaran, pero en ningún momento generó un bloqueo y es que el número de carriles habilitados en el puerto de San Ysidro son limitados, entre las restricciones y el aumento de intento de cruces ilegales.

Esto último es la razón por la que la garita PedWest o El Chaparral no fue contemplado en esta primera fase de reapertura de puertos de entrada a Estados Unidos.

De tal forma que solo la garita vehicular de San Ysidro, la garita peatonal PedEast y Otay están operando en el marco de esta “nueva normalidad” a partir de este lunes. 

Anticipando que conforme pasen los días, vaya creciendo el número de fronterizos buscando ingresar a Estados Unidos, el Ayuntamiento de Tijuana implementó un operativo vial, desde el sábado pasado, para desfogar el tráfico en zonas aledañas.

A partir de ahora y hasta nuevo aviso, los dos primeros carriles de la Vía Rápida Oriente (de izquierda a derecha), conducirán hacia el acceso Ready Lane y el tercer carril, contiguo a la vía lenta, dirigirán el tráfico hacia Playas de Tijuana, por la avenida Internacional.

Además, se colocaron muros de contención para evitar que vehículos se metan deliberadamente a la fila, los también llamados “gaviotas” o “gaviotones”.

De hecho, nada más durante las primeras horas de anoche, la Policía Municipal reportó tres “gaviotas” sancionadas y retiradas de la garita por intentar irrumpir en la fila. 

Y aunque durante el fin de semana se reportó tráfico pesado en el área, en las vísperas de la reapertura de la frontera, el flujo se reportaba normal, con una fila a la altura del puente Independencia, después de Palacio Municipal. 

Será a lo largo de este lunes 8 de noviembre e incluso el próximo fin de semana, cuando se manifiesten en mayor medida los efectos de la reapertura de la frontera; mientras tanto, los fronterizos ya pueden preparar visa, certificado de vacunación y dólares para cruzar.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Egresada de Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y diplomada en Periodismo por la Universidad Iberoamericana del Noroeste. Se ha desempeñado como reportera, editora, conductora, productora y jefa de información en diversos medios de comunicación regionales y nacionales por más de una década. Asesora parlamentaria en la LXIII Legislatura y poeta de ocasión.