El 100% de los casos de covid en BC son de la variante Ómicron

Tijuana.- En las últimas 24 horas, Baja California confirmó 234 nuevos contagios de COVID-19 y por segunda vez en el año no se reportaron defunciones relacionadas con esa enfermedad, destacó el jefe de Epidemiología de la Secretaría de Salud del Estado, Efrén Zazueta Fierro.

Aseguró que datos como estos reflejan que la pandemia está perdiendo fuerza y que han dado resultado las jornadas de vacunación que iniciaron hace un año.

Con los nuevos casos, la entidad acumula 414 casos activos, lo que dijo, “es un número bastante bajo”.

De esos, 171 corresponden a Tijuana, 98 a Mexicali, 77 a Ensenada y 46 a San Quintín.

Tecate acumula 13, Rosarito ocho y San Felipe uno.

La red de laboratorios que reportan resultados a la Secretaría de Salud del Estado, confirmó 185 nuevos casos en Tijuana, 36 en Mexicali, cinco en Ensenada y cinco en San Quintín.
Rosarito y San Felipe no tuvieron nuevos contagios.

“Vemos como ya prácticamente el cien por ciento de los casos que estamos confirmando aquí en Baja California son Ómicron”, explicó, según datos de las muestras secuenciadas.

El funcionario de salud resaltó que este viernes no se reportaron defunciones por COVID-19.

Sin embargo, la entidad acumula 11 mil 962 muertes desde el 26 de marzo del 2020 a la fecha.

Tijuana ha sido el municipio con más víctimas de la enfermedad, con 5 mil 502.

Zazueta Fierro mencionó que el punto más alto de la cuarta ola ocurrió el 10 de enero.

La proyección indicaba que se iba a tardar varias semanas en iniciar el descenso, pero afirmó que gracias a las medidas restrictivas que se adoptaron se adelantó.

Hasta este día, la ocupación en los hospitales generales y en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es del 20 por ciento, tan solo en las áreas COVID.

Hay 31 pacientes intubados, ninguno cuenta con la vacuna contra el COVID. Mientras que, de los 54 pacientes hospitalizados, el 78 por ciento no cuenta con la vacuna o tiene esquema incompleto.

Tal como ha ocurrido a lo largo de la pandemia, resaltó que las personas esperan más tiempo del debido para solicitar atención médica o bien, el ingreso hospitalario.

“Esperan en promedio cinco días antes de acudir a atención, lo cual no es recomendable”, indicó, sobre todo cuando el paciente tiene comorbilidades y no se ha vacunado contra el COVID-19.

El integrante del Comité Científico afirmó que Baja California está lejos de volver a reconvertir sus hospitales a 100 por ciento COVID como ocurrió durante la primera y la segunda ola, lo que ha permitido atender el rezago que se generó en otras especialidades.

“Afortunadamente esta ya no es una pandemia de casos graves, es una pandemia de casos leves y ambulatorios”.

El semáforo epidemiológico continúa en color verde, sin restricciones en los aforos y la movilidad.

Aunque el cubrebocas ya no es obligatorio en espacios abiertos, se recomienda su uso cuando hay aglomeraciones y no es posible el distanciamiento social.

+ posts

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Más de 21 años de experiencia como colaboradora en medios locales para educación, salud, empresarial, gobiernos, partidos políticos y deportes. Primera ganadora del Premio Tijuana Joven en el Mérito en Periodismo y Comunicación Social. Diplomada en Periodismo por la Universidad Iberoamericana (campus Tijuana) y Mención Honorífica por el Tecnológico de Monterrey.