Armando Ayala se reúne con vitivinicultores para tratar problema de falta de agua

Ensenada.- El alcalde Armando Ayala Robles participó en la mesa de trabajo para avanzar en el Proyecto de Aguas Revitalizadas para los Valles Vitivinícolas, donde se comprometió a colaborar con todas las acciones que consoliden este plan.

En el Museo de la Vid y el Vino, situado en el Valle de Guadalupe, el primer edil afirmó que el ser uno de los destinos más importantes en materia vitivinícola, los compromete a resolver el problema del agua.

Lamentó que de ser la zona productora del 90 por ciento del vino, ahora sea sólo el 70%, lo que significa que otras entidades están creciendo en esta actividad, por lo que se deben tomar acciones para mantener el liderazgo de Baja California.

“Es claro que si no cuidamos esta bella joya que es el vino bajacaliforniano, nuestros valles y traemos el agua, no sólo perderemos esa bondad, sino un todo: economía, turismo, cultura y la tradición que distingue a Ensenada”, expresó el primer edil.

Añadió que para lograr traer aguas revitalizadas para el Valle de Guadalupe, es necesaria la inversión privada para construir un acueducto.

“Necesitamos ser competitivos, sumar esfuerzos, hacer el estudio que deje claro cuántos litros por segundo de agua se necesitan para el valle y que el plan de aguas revitalizadas sea acorde a ello”, finalizó el presidente.

Por su parte, Fernando Pérez Castro, presidente del Consejo Estatal de Productores de Vid del Estado de Baja California, mencionó que el sector espera para Valle de Guadalupe es que se cuide, asegure y mantenga el buen manejo del uso del agua y el suelo.

“En la medida que todos –gobierno y vinicultores- trabajemos de la mano haremos que el valle se fortalezca y se reordene de manera paulatina, incluyendo el tema de agua, para evitar se convierta en algo ajeno a la bondad agrícola”, apuntó el empresario.

Afirmó que hasta el momento han notado gran empatía de los tres órdenes de gobierno para con el sector y poner orden en la Ruta del Vino.

El presidente del CEPVBC recordó que la vocación agrícola del Valle de Guadalupe es única y está sustentada con un estudio que indica que sus condiciones climáticas, geográficas, entre otros aspectos, benefician a la vid.

Sin embargo, lamentó que por más estudios y normas que avalan esa vocación, el valle ha sido dañado porque esa actividad no se puede realizar si no hay agua y de hecho en cualquier zona agrícola.

Apuntó que son mil 500 hectáreas de plantación en el Valle de Guadalupe de las 7 mil en total que están especificadas, más la proveeduría de uva de otros valles, tenemos el liderazgo en producción con el 70% del vino nacional, pero podría perderse por la falta de agua.

“Hay que recordar que hace menos de una década teníamos el 90% y por ello debemos trabajar coordinados con las diferentes entidades de gobierno para poder traer el agua, mantener el liderazgo y defender la vocación agrícola”, finalizó.

Durante su intervención, Hans Backhoff Guerrero, presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV), indicó que el tema del agua es algo en lo que han trabajado por varios años.

“Ensenada cuenta con las condiciones climáticas ideales para el vino, pero también es cierto que desde hace nueve años hemos tenidos problemas con el abasto de agua y las malas condiciones de los mantos acuíferos”, señaló el empresario.

Señaló que el sector al que representa quiere o busca que “este es proyecto sea real y palpable, que logre resolver los problemas de la región, incluso en todo el país que ya sufre por falta de agua”.

Backhoff Guerrero consideró que este proyecto ha venido evolucionado a lo largo de distintas administraciones de gobierno, por lo que esperan que en realidad puedan analizar lo que se prevé a futuro si no se soluciona la escasez de agua.

“Hoy vemos que están dispuestos, vemos que esta vez es prioritario para el gobierno del estado y municipio, pero también que las necesidades han cambiado y que el problema es fuerte y urgente de atender para beneficiar al sector agrícola del vino”, remarcó.

A su vez, Kurt Honold Morales, secretario de Economía e Innovación del Gobierno del Estado, en representación de la gobernadora de Baja California, refirió que actualmente la escasez se está dando a nivel entidad.

“Lo tenemos claro y por ello queremos seguir trabajando coordinadamente para resolver la problemática del Valle de Guadalupe, de la mano con el nivel federal e impulsar que el agua llegue”, dijo el funcionario.

Honold Morales aseguró que existen varios planes para fortalecer el abastecimiento de agua como es una desalinizadora, los costos, un estudio que permita llevar agua para más de 7 mil hectáreas de plantación y que garantice el futuro de este sector.

Estuvieron en la reunión de trabajo Francisco Bernal Rodríguez, secretario para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua; Elvia Martínez Santos, coordinadora general de Gabinete del XXIV Ayuntamiento de Ensenada; Miguel Ángel Rodríguez, director del Organismo Cuenca-Península de Baja California, entre otros funcionarios y miembros del sector vitivinicultor.

+ posts