Buscan pacientes lesionados medulares tratamiento con células madre en IMSS

Tijuana.- Pacientes lesionados medulares que viven con dolores neuropáticos permanentes y graves secuelas por su condición, buscan una mejor calidad de vida con tratamientos integrales y no sólo con medicamentos que no les logran calmar el dolor.

Desde hace tres años insisten ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que les brinde un tratamiento con células madre.

Se busca que implementen en México el tratamiento de terapia de células autólogas que ofrecen en el hospital público Puerta de Hierro, de Madrid, España y del que desde 2019 hay evidencia clínica de que sí funciona, expuso Margarita Carreto Contreras, paciente lesionada medular.

Explicó que las gestiones las realizan a nivel central, ante el Seguro Social, para lo que han enviado tres cartas al Instituto en los últimos dos meses.

“Nadie habla de un paciente lesionado medular, estamos en el olvido”, dijo Carreto Contreras al comunicarse con PUNTO NORTE para dar a conocer las gestiones que realizan para mejorar su condiciones de vida.

Mencionó que quienes son derechohabientes del IMSS reciben tratamiento para el dolor y algunas complicaciones que les ocasiona el estar postrados, pero generalmente los médicos les dicen que no hay cura para su condición de salud.

Ante las nulas expectativas, algunos pacientes con lesión medular por facturas, heridas o accidentes que les dañaron la médula, caen en alternativas de charlatanería, que les cobran miles de dólares ofreciéndoles mejoras inalcanzables, un aspecto que también debe de regular el gobierno, mencionó.

Existe una clínica en México que afirma que con un dispositivo de 200 mil dólares los pacientes pueden volver a caminar, pero no es así y la clínica sigue funcionando, de ahí la importancia de la regulación.

Carreto Contreras insistió en que sí hay algo para mejorar la calidad de vida de los pacientes lesionados medulares, se hace en España con las células madre de uno mismo y hay evidencia de que sí funciona, pero en el IMSS afirman que se trata de un tratamiento experimental y así justifican no ponerlo en práctica.

Los pacientes medulares generalmente se encuentran sin movimiento desde el cuello o el tórax, dependiendo si la lesión es completa o incompleta, observó.

Su falta de movilidad les ocasiona llagas, infecciones urinarias, problemas en los riñones y otras condiciones físicas además de emocionales, como la depresión.

Generalmente, los pacientes medulares viven en el anonimato, encerrados en sus casas por su falta de movilidad, lo que también les impide hacerse escuchar para defender sus derechos y recibir otras alternativas médicas, insistió.

El IMSS dice que para los lesionados medulares no hay cura, que no tiene la tecnología o los recursos para implementar tratamientos de células madre como el que ofrece España sólo para sus ciudadanos, pero lo que requiere es voluntad de tomar en cuenta una necesidad vigente para miles de personas en México, indicó Carreto Contreras.

Comentó que existe un grupo de comunicación de lesionados medulares donde la mayoría de los 3 mil 500 integrantes son mexicanos y eso da una idea del tamaño de la población a la que urgen nuevas alternativas de tratamiento.

Un hematólogo y un neurocirujano en un laboratorio adecuado podría ser el primer paso brindar alternativas de células madre a los pacientes medulares, sostuvo.

La opción no puede ser aprender a hacer la vida en silla de ruedas, lo que se busca es una mejor calidad de vida y no resignarse a estar postrados ni quedar en el olvido, concluyó.

+ posts