Grupo antisecuestro rescata a 4 víctimas y detiene a los secuestradores en Mexicali

Mexicali.- La Unidad Especializada de Combate al Secuestro de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó un exitoso operativo que resultó en la detención de los integrantes de una banda de secuestradores que operaba en la capital del Estado y que al momento de su arresto tenían cuatro personas en cautiverio, entre ellas, dos mujeres.

Los delincuentes demandaban miles de dólares a los familiares de las víctimas, las exigencias de dinero ascendían por encima del millón de pesos.

Sin embargo, el grupo especial de la Fiscalía logró ubicar la casa de seguridad antes de que pudieran cobrar el rescate.

El operativo policiaco se realizó antes de la medianoche del jueves 17 de junio en una zona residencial del alto valor, a pocas cuadras de la Plaza Cachanilla y muy cerca de la frontera con Estados Unidos.

PUNTO NORTE obtuvo fotografías exclusivas de la operación encabezada por el grupo antisecuestro que depende de la Fiscalía de Unidades Especializadas en una privada ubicada en la calle D de la colonia Segunda Sección, en la zona médica y comercial de Mexicali.

Las víctimas se encontraban en el suelo de una habitación en una casa de dos niveles que los delincuentes rentaban, las mantenían con cinchos de plástico en pies y manos para inmovilizarlas.

De los rescatados, se sabe que dos son mujeres y dos hombres, cuyas identidades se mantienen reservados por su seguridad, pero quienes oscilan entre los 20 y 45 años. Tampoco hay parentesco entre ellos.

De acuerdo a datos iniciales obtenidos por PUNTO NORTE, los detenidos habían expresado que eran originarios de otras entidades del país. Uno de ellos identificado con el nombre de Emanuel y otro como Fernando Uriel, de 21 y 25 años.

Según datos iniciales, la banda de secuestradores ofreció cruzar de manera indocumentada a las víctimas a Estados Unidos y de esta forma, los privó de su libertad para luego exigir el dinero a sus familiares a cambio de dejarlos libres y no quitarles la vida.

Los agentes irrumpieron de manera sorpresiva la residencia que era utilizada como casa de seguridad y en la que se localizó un arma de fuego. Lograron poner a salvo a las víctimas y al mismo tiempo asegurar a los responsables sin efectuar disparos.

Los detenidos fueron presentados ante un juez de control, quien celebró la audiencia inicial en la que el ministerio público formuló imputación por el delito de secuestro agravado y podrían alcanzar más de 40 a 80 años de prisión debido a los agravantes.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts