Delegado federal en desacuerdo con que grupos tomen la caseta y pide no usar la fuerza

Delegado federal en desacuerdo con que grupos tomen la caseta y pide no usar la fuerza

Tijuana.- Luego del enfrentamiento entre ciudadanos y elementos de la Guardia Nacional que terminó con la detención de tres integrantes del movimiento Resistencia Civil Pacífica en la caseta de cobro de Playas de Tijuana, el delegado federal único en Baja California, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, pidió no usar la fuerza pública y dijo no estar de acuerdo en que grupos civiles tomen las instalaciones.

Guarda Nacional detiene a dos ciudadanos que intentaron liberar caseta de Playas 

El funcionario federal comentó que el diálogo y entendimiento deben de llevar a resolver el tema de la liberación de la caseta de cobro de la autopista federal Tijuana-Ensenada, ya que el crecimiento de la mancha urbana requiere el libre tránsito sobre el tramo entre Playas de Tijuana y Playas de Rosarito para quienes habitan sobre el corredor de la conocida como carretera Escénica.

Recordó también que el acceso libre para los residentes de Playas de Tijuana ha sido una demanda de varios años y la consideró justa.

Los hechos de hoy ocurrieron luego de que el lunes, el gobernador Jaime Bonilla Valdez firmara un decreto para cancelar el cobro de la caseta que está bajo concesión de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y operación de Caminos y Puentes Federales (Capufe).

Al día siguiente, acudió personalmente a levantar las plumas para permitir el libre tránsito de vehículos y reunirse con los grupos de vecinos que celebraron la acción.

Según el decreto, la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Territorial quedaría a cargo de la administración, operación y mantenimiento de la caseta y el tramo carretero, así como podría auxiliarse de la Fiscalía General del Estado (FGE) para dar seguridad y resguardar las instalaciones.

Sin embargo, esta madrugada, elementos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional tomaron posesión de la caseta para permitir al personal de Capufe operar con regularidad. Horas después, grupos ciudadanos llegaron a tomar por la fuerza las instalaciones y liberar el paso, lo que llevó al arresto de tres personas.

Sobre la toma de la caseta por grupos civiles, el delegado federal comentó que se aprovechan de la confusión y hacen uso del decreto presentado por el gobierno del Estado para fines personales y políticos.

Ruiz Uribe dijo confiar en que el gobernador Jaime Bonilla Valdez y los titulares de SCT y Capufe, encontrarán una solución mediante la negociación que beneficie a los habitantes de la zona.

El mandatario estatal se encuentra en la Ciudad de México y adelantó que esta tarde emitirá un posicionamiento respecto a este tema.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts