En lo que va del mes, han cerrado 36 establecimientos por no respetar protocolo Covid

Tijuana.- El secretario de Salud en el Estado, Alonso Pérez Rico, informó esta mañana que tan sólo en lo que va de noviembre la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) en Baja California ha suspendido 36 establecimientos por no respetar medidas de seguridad.

Explicó que estos establecimientos han sido suspendidos por no cuidar las medidas preventivas dentro de sus instalaciones, lo cual representa un riesgo latente ante la vigente pandemia por el COVID-19.

Durante la trasmisión en vivo del gobernador, Jaime Bonilla Valdez, Pérez Rico compartió que en Tijuana son 22 los lugares clausurados y corresponden a distintos giros, entre los que destacan ocho clínicas, siete restaurantes y siete bares.

En la capital del estado se han cerrado 12 lugares, cuatro son bares, tres centros de rehabilitación, tres establecimientos de auto servicio, una taquería y una farmacia.

Mientras que Ensenada es el municipio en donde en menor cantidad se han suspendido establecimientos, pues van tan solo dos, un restaurante y una paletería.

Sobre Playas de Rosarito y Tecate, el titular de la Secretaría de Salud explicó que estos municipios el día de hoy serán visitados por autoridades sanitarias, quienes ya tienen determinado los establecimientos que serán clausurados por violar protocolos de salud.

Asimismo, destacó que estos 36 establecimientos han sido suspendidos por autoridades de la Coepris en Baja California.

Sin embargo, apuntó que cada municipio es vigilado por autoridades locales, quienes tienen la capacidad para suspender actividades cuando sean testigos del incumplimiento en las medidas preventivas.

Para finalizar, Alonso Pérez Rico, aseguró que por lo menos en lo que resta de este año, estos establecimientos “no van a volver a apertura”.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Redactora de notas periodísticas en Punto Norte. Licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California. Ponente en congresos y colaboradora en revistas de lengua y literatura. Autora de «Hace tanto ruido adentro que el silencio se suicida» (Editorial Poiesis, 2018).