BC atiende exigencia de Estados Unidos de frenar derrames de aguas negras al mar

La nueva planta ayudará a contener los derrames de aguas no tratadas a las playas de Imperial Beach. Foto: Omar Martínez

Tijuana.- La contaminación de las playas ha sido uno de los temas críticos y ríspidos en la relación entre los gobiernos de México y Estados Unidos, reconoció el representante de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) en Tijuana, Roberto Espinosa Mora.

La planta PB-CILA se ubica en la Zona Norte de Tijuana. Foto: Omar Martínez

Indicó que la Unión Americana solicitó de manera enérgica que se atendiera la problemática y se tomaran acciones urgentes para evitar la contaminación transfronteriza en la región Tijuana-San Diego, por lo que ya reportan avances importantes, como la puesta en operación de la planta PB-CILA.

No obstante, precisó que los trabajos que han llevado a cabo la Secretaría del Agua y la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt) todavía no se pueden considerar suficientes, ni se puede dar por resuelta la problemática.

Las bombas se adquirieron en 2020. Foto: Omar Martínez

“Al gobierno mexicano, llámese federal, estatal, municipal, les preocupa mucho el tema del saneamiento, por eso es que se tiene que forzosamente llegar a acuerdos que den resultados positivos”.

El gobierno de Estados Unidos no puso un plazo para atender el tema de los derrames transfronterizos, lo que el funcionario federal afirmó hubiera sido inaceptable.

“Son dos sociedades asimétricas, no estamos en las mismas condiciones, nosotros tenemos que responder en base a nuestra capacidad, en base a nuestra voluntad”.

Las obras en el colector poniente, la limpieza del Río Tijuana y las nuevas bombas instaladas en la planta PB-CILA, dijo que son un paso hacia el objetivo.

Se han invertido 99 millones de pesos en la limpieza de la canalización del Río Tijuana. Foto: Omar Martínez

El director de la Cespt, Eliel Vargas Pulido, explicó que dicha planta ubicada en la Zona Norte, ahora funciona con una planta de pre-tratamiento, lo que evita que haya derrames en caso de una contingencia.

Mencionó que cada dos días tenían que parar las máquinas para retirar toda la basura que taponeaba el sistema y hubo ocasiones en que, a petición de la Fiscalía General del Estado (FGE), tenían que frenar el tratamiento del agua para rescatar cadáveres.

Las bombas fueron adquiridas el año pasado, y ya funcionan de manera parcial; están próximos a dar por inaugurada la planta de tratamiento.

“Era un trabajo constante de estar limpiando todos los equipos, por toda la basura que acarrea la canalización”, explicó, “nos afectaba la operación del sistema, por eso se toma la alternativa de poder tener unos equipos que son para el triturado de la basura, el evitar estar limpiando las bombas”.

Con esto, dijo que se ha logrado contener los derrames de aguas no tratadas a las playas de Imperial Beach, salvo cuando se presentan contingencias ajenas al organismo del agua, como algo que “no debió llegar al sistema” o las mismas lluvias.

El subsecretario técnico de la Secretaría del Agua, Rigoberto Laborín Valdez, informó que la limpieza de la canalización del Río Tijuana ya concluyó, con una inversión de 99 millones de pesos, aunque es una tarea constante porque la población no deja de arrojar basura.

Al colector poniente le invirtieron 98 millones de pesos, mientras que a las bombas de la planta PB-CILA le destinaron 12 millones de pesos.

Mencionó que el predio donde se ubica dicha planta se extendió gracias a la permuta del terreno aledaño, que pertenecía a la CTM. A cambio les dieron un predio ubicado en la tercera etapa del Río Tijuana.

Parte de las instalaciones que fueron mostradas hoy a medios de comunicación. Foto: Omar Martínez

Sigue en curso una obra de toma cuyo avance es del 80 por ciento, con una inversión de 85 millones de pesos y está en proceso de licitación la construcción de la planta PTAR, de 665 millones de pesos.

Respecto al colector costero, que es donde se siguen derramando aguas no tratadas al mar, el funcionario estatal precisó que el costo será de 195 millones de pesos.

En tanto esta obra no concluya, continuarán esos derrames, no obstante autoridades hídricas señalaron que esa agua no llega a contaminar el área de Imperial Beach.

También sigue pendiente la obra del sistema de bombeo La Morita, que se encuentra en fase de proyecto ejecutivo, por un monto de 12 millones de pesos.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Más de 21 años de experiencia como colaboradora en medios locales para educación, salud, empresarial, gobiernos, partidos políticos y deportes. Primera ganadora del Premio Tijuana Joven en el Mérito en Periodismo y Comunicación Social. Diplomada en Periodismo por la Universidad Iberoamericana (campus Tijuana) y Mención Honorífica por el Tecnológico de Monterrey.