Infectólogo advierte que sin vacunar a menores no se alcanzará inmunidad de rebaño

"Si queremos controlar la pandemia, tenemos que vacunar a niños y adolescentes", dijo Enrique Chacón. Foto: Aimee Melo

Tijuana.- Para controlar la pandemia del COVID-19, tras la aparición de las nuevas variantes, la cifra para alcanzar la inmunidad de rebaño se elevó del 70 al 83.3 por ciento, pero eso solo se va a lograr si se vacuna a niños y adolescentes, señaló el pediatra infectólogo, Enrique Chacón Cruz, quien es investigador de vacunas de COVID, en el área de desarrollo clínico y protocolos de investigación.

No obstante, recalcó que incluirlos en el Plan Nacional de Vacunación también evitará más cadenas de transmisión y muertes, así como complicaciones por el Síndrome Multisistémico Inflamatorio asociado a virus (MIS-C, por sus siglas en inglés), que puede ser letal.

El especialista, quien cuenta con una Maestría en Vacunología y Desarrollo de Fármacos por la Universidad de Siena, Italia, explicó que si bien el COVID-19 ha demostrado ser más agresivo en los adultos mayores y personas con comorbilidades, la evidencia científica desde un principio confirmó que los niños transmiten el virus más que los adultos.

“Si nosotros queremos controlar la pandemia, tenemos que vacunar a niños y adolescentes, no solo por protección directa de los menores, sino para evitar la transmisión. Sabemos que los vacunados tienen mucho menor riesgo de transmitir el virus, si no vacunamos a niños y adolescentes, que es lo que no quiere hacer el gobierno mexicano, vamos a entrar en nunca controlar la pandemia”, señaló.

Antes de la aparición de la variante Delta, para alcanzar la inmunidad de rebaño la cifra clave era vacunar al 70 por ciento de la población global, porque el virus surgido en Wuhan tenía una contagiosidad menor.

Una persona infectada podía transmitir el virus a entre 2 y 3 personas, pero con la variante Delta un caso positivo contagia de 5 a 8 personas susceptibles, “entonces la inmunidad de rebaño aumenta, tenemos que vacunar al 83.3 por ciento, por lo tanto, si no vacunamos a niños y adolescentes jamás vamos a lograr la inmunidad de rebaño”.

En México, indicó, los menores representan poco más del 30 por ciento de la población.

Si se considera que en Baja California se ha vacunado a cerca del 80 por ciento de los mayores de 18 años, la realidad es que equivale al 56 por ciento del total de sus habitantes; le faltan 27.3 puntos porcentuales para alcanzar la inmunidad de rebaño.

Chacón Cruz mencionó que actualmente, el 90 por ciento de los casos que se confirman están asociados a la variante Delta y ya acechan a la población mundial las nuevas variantes.

Destacó que en Estados Unidos llevan un importante avance en la vacunación a menores de 12 años en adelante con el biológico Pfizer y a más tardar dentro de dos meses comenzarán con la inoculación de niños mayores de 6 años.

En China, la vacunación es desde los 3 años de edad con Sinovac, y en Chile, donde se ha aplicado la misma vacuna a mayores de 12 años de edad, ampliaron la cobertura a partir de los 6 años.

No muy lejos, en El Salvador, ya inició la vacunación para menores de 6 años en adelante. Brasil, Reino Unido, Alemania, también están en la lista de los que sí han incluido en su estrategia de vacunación a los menores, para controlar la pandemia.

El hecho de que no haya punto de comparación entre las muertes por COVID-19 entre niños y adultos, remarcó que “eso no significa que los menores no se enferman y no se puedan morir”.

De enero a agosto de este año, en México se han registrado 630 muertes de menores de cero a 17 años de edad por COVID-19, “es mucho”.

Sin embargo, dijo que la cifra pudiera ser cinco veces mayor, lo que rebasaría los 3 mil decesos.

Mientras que en Estados Unidos el virus ya ha cobrado la vida de 500 menores y del total de nuevos contagios reportados hasta el 9 de septiembre, el 28.9 por ciento se presenta en ese grupo poblacional.

El pediatra infectólogo recordó que el año pasado acudió a Palacio Nacional para participar en una de las conferencias del doctor Hugo López-Gatell, respecto a la vacunación en mujeres embarazadas, lo que dijo fue una excelente decisión.

Desconoce a qué se debe la resistencia en México a vacunar a los menores contra el COVID-19 y manifestó que sus posturas no tienen nada que ver con política o partidos, “es meramente académica y de salud”.

“Así como aplaudo las buenas decisiones de políticas de salud, tengo la obligación moral de no aprobar las que no son buenas”, expresó el especialista en vacunas, quien dijo que México estaba desde hace tiempo en el momento clave para comenzar a vacunar a la población mayor de 12 años de edad.

“Cofepris ya la autorizó a partir de los 12, ¿por qué el gobierno no la aplica?, no sé, eso se lo tienen que preguntar a ellos, pero si se dice que porque no hay ciencia, ni fundamento al respecto eso es mentira. Hay mucha ciencia y fundamento”.

Llamó no solo a los médicos, sino a la sociedad para luchar por la vacunación contra el COVID-19 a menores, ya que el perfil de seguridad de los biológicos que se aplican es muy alto y es la estrategia que conducirá a controlar la pandemia.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Más de 21 años de experiencia como colaboradora en medios locales para educación, salud, empresarial, gobiernos, partidos políticos y deportes. Primera ganadora del Premio Tijuana Joven en el Mérito en Periodismo y Comunicación Social. Diplomada en Periodismo por la Universidad Iberoamericana (campus Tijuana) y Mención Honorífica por el Tecnológico de Monterrey.