Cientos acompañan a periodistas de Tijuana en marcha para exigir justicia por los homicidios de Lourdes y Margarito

Periodistas marcharon de manera silenciosa hasta la FGR en Tijuana. Foto: Omar Martínez

Tijuana.- El periodismo está en riesgo, esa es la consigna compartida por todos los que se dedican a informar en México. El martes 24 de enero por la noche, los periodistas salieron a la calle para pedir justicia por el homicidio de tres colegas que han sido asesinados en el país, desde que inició el año.

Dos de ellos, son el fotoperiodista Margarito Martínez Esquivel y la periodista Lourdes Maldonado, ambos de Tijuana, ambos ejecutados la semana pasada luego de que ambos expresaron sentirse en riesgo.

No eran decenas, eran centenas las personas que se reunieron a partir de las 5:00 de la tarde en el Monumento a la Independencia, mejor conocido con el nombre de “Las Tijeras”, como parte de una manifestación nacional para consignar la violencia que golpea al gremio.

“Justicia para Lourdes y Margarito”, se leía en las pancartas que compañeros de todos los medios de comunicación alzaban con sus manos.

Son tres los periodistas asesinados en el país en el primer mes de 2022. Foto: Aimee Melo

Unas rosas blancas se dejaban ver por la glorieta, en memoria de Lourdes Maldonado, quien marcó toda una época de la televisión local, con su emblemática entonación al dar su nombre cada que finalizaba una nota.

Terminada la vigilia para honrar la memoria de la compañera de muchos, comenzó una marcha por todo Paseo de los Héroes.

El destino: la Fiscalía General de la República (FGR), instancia que cuenta con una unidad especializada en delitos contra la libertad de expresión, que fue violentada con la muerte de los compañeros.

“Estamos demandando que estos crímenes no queden impunes, porque si quedan impunes, es un mensaje para que la sociedad, sobre todo aquellos que ven afectados sus intereses con lo que se publica, vean un camino fácil en lo que sucedió”, dijo José Israel Ibarra, presidente del Colegio de Comunicólogos de Baja California.

Una periodista de Tijuana coloca una flor en medio de los retratos de Lourdes y Margarito. Foto: Alejandro Gutiérrez

Para el también periodista, el llamado es a todos los órdenes de gobierno, al sector empresarial, académico, civil, político, a que reaccionen ante lo que está pasando.

”Están callando la voz de México y si son omisos, ellos también están siendo parte del asesinato, porque no solo es el de dos compañeros, Lourdes y Margarito, es el asesinato de la libertad de expresión en México”, enfatizó el presidente del cuerpo colegiado.

El trayecto se prolongó por alrededor de media ahora, hasta llegar a la FGR, sobre el bulevar Abelardo L. Rodríguez, también en Zona Río.

Se trata del exterior de un edificio al que seguramente, tanto Lourdes como Margarito, “el 4-4”, acudieron antes para la cobertura de alguna detención, aseguramiento o dar voz a manifestaciones de tijuanenses afectados por alguna omisión del gobierno.

Ahora sus compañeros estaban aquí, para demandar a las autoridades que respondan y “no se estén echando la bolita” entre municipio, estado y federación porque “una autoridad dice que fue la otra” y urge mejorar mecanismos para que no haya uno más.

“El primer punto es exigir justicia a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, que no se echen la bolita; el hecho ocurrió y necesitamos resultados y que se haga justicia”, dijo José Ibarra, periodista.

La movilización se dio en más de 40 ciudades del país. Foto: Alejandro Gutiérrez

Fueron más de 40 ciudades en todo el país las que se unieron para honrar a los tres compañeros: José Luis Gamboa, en Veracruz; y Margarito y Lourdes en Tijuana.

“Estamos dejando nuestras redacciones, dejando de cubrir otros hechos y nos estamos uniendo para exigir justicia a nuestros compañeros”, expresó Inés García, periodista y cofundadora de PUNTO NORTE, para después enunciar el posicionamiento nacional.

Y es que en ninguno de los tres hechos que han conmocionado al gremio, hay personas detenidas ni han caído responsables materiales, mucho menos autores intelectuales.

“Vemos con rabia e indignación que los crímenes contra periodistas siguen en impunidad, matar a un periodista en México es como matar a nadie, lejos de investigaciones serias por parte de las fiscalías de los estados y la federal”, agregó Aline Corpus, periodista e integrante de la Red de Periodistas de Mexicali.

Uno de los puntos medulares, que se hicieron notar en la protesta pacífica, es la falta de garantías para ejercer el oficio de comunicar y las deficiencias de los mecanismos de protección para periodistas y defensores de Derechos Humanos que presumen los gobernantes.

Margarito Martínez Esquivel, manifestó en diciembre que se sentía en riesgo y aunque buscó adherirse al mecanismo, el trámite nunca concluyó.

Ciudadanos se unieron a la marcha. Foto: Omar Martínez

Un mes después de expresar su temor, fue asesinado cuando salía de casa para cubrir un presunto hecho policiaco que hasta el día de hoy no se ha confirmado que existía.

Lourdes Maldonado López dijo en 2019, ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, en una conferencia en Palacio Nacional, que temía por su vida.

En 2021 se incorporó al mecanismo de protección a periodistas del Estado, después de que dispararon con un arma de diabolos a su vehículo.

Y el mecanismo falló, pues hoy está sin vida.

La periodista Sonia de Anda, consejera del Sistema Estatal de Protección a Periodistas, respondió a declaraciones vertidas por autoridades municipales, en el sentido que la medida preventiva fijada para Maldonado, eran llamadas telefónicas.

Pero el acuerdo tomado en sesión del Sistema, con vigencia hasta febrero de 2022, no solo consistía en llamadas con el C4.

La exigencia de justicia por los dos crímenes se oyó en todo el país. Foto: Aimee Melo

Era la instalación de un botón de pánico, la aplicación móvil del 911, rondines de la Policía Municipal y vigilancia permanente afuera de su casa de 8:00 de la noche a 6:00 de la mañana.

“Ese era el acuerdo, no llamadas telefónicas, para que cuando no conteste, poder decir “a lo mejor ya la mataron”; esa responsabilidad era del Ayuntamiento de Tijuana y hasta ahorita el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana no ha dado la cara”, recriminó Sonia de Anda.

Hace una semana, la vigilia recordó la trayectoria y el compañerismo fraternal que transmitía el fotoperiodista Margarito Martínez, conocido por el gremio como “4-4”.

Días después, se recordó ahora a la colega Lourdes Maldonado.
“Si ella estuviera aquí, diría ‘compañeros, no se amedrenten, no sientan miedo, es el momento de estar unidos, limar asperezas y ser un solo grupo, no te canses de exigir, fuerza compañeros”, dijo al micrófono Odilón García, periodista, compañero y amigo de Lourdes Maldonado.

También Óscar Flores, quien por años se dedicó a los medios de comunicación, atendió la manifestación para pedir justicia por quien fue su jefa de información y su maestra.

“Siempre veía por la justicia, era dura, estricta, pero a la vez era sensible con temas delicados, de migrantes, la niñez, y fue una maestra para mí, un tutor, la recuerdo como una guerrera e imparcial, solo publicaba la verdad”, compartió.

Este martes fue un día negro para el periodismo en México, pero también el inicio de una lucha común, hasta que los crímenes de los compañeros no queden impunes y que se garantice mejores mecanismos de protección, que sí funciones y que no falte uno más.

<b>ÚNETE A LA DISCUSIÓN</b>
+ posts

Egresada de Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y diplomada en Periodismo por la Universidad Iberoamericana del Noroeste. Se ha desempeñado como reportera, editora, conductora, productora y jefa de información en diversos medios de comunicación regionales y nacionales por más de una década. Asesora parlamentaria en la LXIII Legislatura y poeta de ocasión.