No formo parte de polémicas ni ingratitud: Jorge Ramos responde a Leyzaola

Foto: Omar Martínez.

Tijuana.- Jorge Ramos Hernández respondió a Julián Leyzaola Pérez que no formará parte de polémicas ni de la ingratitud, luego de que este lo calificara de un “candidato terrible”.

No obstante, dijo que su proyecto estará “abierto para él y para todos los que quieran contribuir con la ciudad”.

Este lunes 19 de abril, Ramos Hernández encabezó su primer acto público como candidato a presidente municipal de Tijuana por la coalición Va por BC (PAN-PRI-PRD), en el hotel Marriot de Tijuana, ante militantes partidistas, representantes de la sociedad civil y del empresariado local.

También puedes leer Leyzaola arremete contra Jorge Ramos

Ahí presentó un plan de acción para los primeros 100 días de gobierno, en caso de ser favorecido en las urnas el próximo 6 de junio.

Durante su presentación, la seguridad fue el tema prioritario en su exposición y aseguró que, de ganar, desde el primer día convocará a sesión de Cabildo para nombrar al titular de la Secretaría de Seguridad Pública y desplegará el “operativo policiaco más grande que haya visto Tijuana”.

Foto: Omar Martínez.

En ese sentido, refirió que todos los secretarios de Seguridad Pública que nombró, siendo alcalde de Tijuana en el periodo 2007-2010, marcaron un antes y un después en la vida de la ciudad.

Uno de ellos fue el militar en retiro, Julián Leyzaola Pérez, quien aspiraba a la candidatura por la presidencia municipal cobijado por el Partido Encuentro Solidario (PES).

Ayer domingo, el Instituto Estatal Electoral de Baja California rechazó su candidatura al haber un proceso penal abierto en su contra, por el delito de tortura contra ex policías, actos cometidos precisamente durante la administración de Ramos Hernández.

También puedes leer Leyzaola es prófugo y no será candidato, confirman por unanimidad consejeros electorales

Aunque en su momento Ramos Hernandez defendió las aspiraciones del teniente coronel en retiro, asegurando que las acusaciones legales se trataban de una persecución política, justo una semana antes de que arrancaran las campañas, Julián Leyzaola publicó un video en el que criticó la candidatura de quien fuera su jefe en el 19 Ayuntamiento.

“Yo ya he dicho públicamente lo que he pensado sobre ese mando policiaco y ya no estaré hablando de atrás… pero no tengan duda de que pondré a un jefe policiaco incorruptible”, dijo.

Añadió “así como seleccioné a Leyzaola para dirigir la policía de Tijuana, voy a tomar una excelente decisión para poner en manos de quién va a estar la seguridad de Tijuana”.

En materia de seguridad, Ramos Hernández sostuvo que continuará con la depuración policiaca que encabezó cuando fue alcalde.

En 2009, cuando Jorge Ramos Hernández era alcalde de Tijuana, la en aquel entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la Procuraduría General de la República detuvo a 21 policías por presuntos nexos con la delincuencia organizada, entre ellos elementos y mandos policiacos municipales

Foto: Omar Martínez.

.

La depuración policíaca continuó, pero para 2011, la Comisión Nacional de Derechos Humanos reconoció a los oficiales detenidos como víctimas de violación a sus derechos humanos y emitió la Recomendación 07/2011.

Además, distintas instancias ordenaron la reincorporación de los agentes cesados, así como la reparación integral del daño causado por esta causa.

Más de diez años después, el aspirante a ser alcalde de Tijuana por segunda vez, anunció que así como depurará las filas policiacas de malos elementos, se comprometió a contratar 200 policías por cada año de su gobierno para abatir así el rezago actual.

“Yo solo le pido a la población que tenga confianza, que así como nombre a Leyzaola, a Huerta, a Capella y a todos los mandos que hasta ahora siguen con una gran reputación, yo sabré responder a eso”, refirió.

Hoy en día, Leyzaola tiene una orden de aprehensión por tortura; Gustavo Huerta estuvo detenido primero en la penitenciaría de La Mesa y luego en la de El Hongo, de junio de 2020 a enero de 2021, también por el delito de tortura.

Mientras que Alberto Capella Ibarra renunció a la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo en noviembre del año pasado tras presiones sociales, después de que elementos policiacos reprimieran a disparos una protesta feminista en Cancún.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts