El “supuesto” abogado de Kiko Vega cuenta con orden de aprehensión cumplimentada

Averiguación Previa es la columna del periodista Isaí Lara Bermúdez, director general de Punto Norte. 

En calidad de imputado, Francisco Arturo Vega de Lamadrid, ex gobernador del PAN de Baja California acudió a la Fiscalía General del Estado con una inusitada compañía: un hombre quien dijo ser su abogado defensor.

Se trata de Raúl Alejandro Velázquez García, un licenciado prácticamente desconocido en el mundo del litigio, sin experiencia en el ámbito penal ni administrativo y con menos de cinco años de haber obtenido su cédula profesional.

Velázquez García estuvo en la nómina estatal hasta el último día que Kiko gobernó Baja California, duró ahí el sexenio completo en la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo.

Antes de estudiar Derecho, era mecánico de profesión y fue detenido en 2011 tras contar con una orden de aprehensión.

Kiko se apersonó el viernes 9 de octubre en las oficinas de la Fiscalía en Mexicali para responder a un citatorio emitido por el Ministerio Público y así comparecer en la carpeta de investigación en la cual se le acusa junto a una docena de sus ex colaboradores del desvío de más de mil 200 millones de pesos, montos que se pagaron en su mayoría a empresas fantasmas, según la denuncia iniciada a mediados de este año.

Kiko y el abogado

Ese día, el panista se reservó el derecho a declarar y solicitó copia de la carpeta de investigación. Con ello, tuvo acceso a todas y cada una de las diligencias que ha integrado la Fiscalía Regional de Mexicali en su contra.

La comparecencia del ex mandatario fue publicada prácticamente en todos los medios de comunicación en la región, pero pocos repararon en el dizque abogado de Francisco Vega, de quien se sabe es uno de los hombres más acaudalados en el Estado, con decenas de propiedades en Baja California y Estados Unidos, con inversiones multimillonarias en zonas turísticas e inmobiliarias en La Paz, Baja California Sur.

¿Quién es Raúl Alejandro Velázquez García, el supuesto abogado de Kiko Vega?

Tiene 38 años, nació en Mexicali y comenzó sus estudios universitarios en Derecho hasta sus 26. Ingresó en 2008 a la Universidad de Xochicalco. En 2011, a pesar de que contaba con una orden de aprehensión activa y sin tener cédula profesional, lo contrató el gobierno del Estado como actuario en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en Mexicali.

Cuando se encontraba como funcionario público en el gobierno panista, el 8 de noviembre de 2011 fue detenido. El juez quinto de lo Penal en Mexicali había ordenado su detención años atrás, pero él había eludido el arresto durante más de 3 años.

Una madrugada del 2007, antes de que saliera el sol, Raúl Alejandro Velázquez García atropelló a una mujer de más de 50 años de edad que se encontraba caminado por una avenida en Mexicali, la embistió por la espalda y le provocó múltiples lesiones.

La víctima levantó una denuncia formal por el delito de lesiones al entonces veinteañero que manejaba un carro chocolate con placas de California y a los pocos meses el Ministerio Público ya había solicitado la orden de aprehensión.

Al momento de ser detenido, el hoy abogado fue internado en el CERESO de Mexicali. En el año que le otorgaron la orden de aprehensión, Velázquez había solicitado un amparo federal (con el número de expediente 451/2008 en el Juzgado Décimo Segundo de Distrito).

Finalmente, luego de su detención, recuperó su libertad porque la orden de aprehensión prescribió.

Raúl Alejandro Velázquez García no perdió su trabajo en la Secretaría del Trabajo, incluso sería ascendido posteriormente a secretario de acuerdos de la Junta Local de Conciliación sin tener cédula profesional.

De acuerdo al Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública, Raúl Alejandro Velázquez García obtuvo su cédula profesional en la licenciatura de Derecho hasta en 2015.

Su amistad con un ex funcionario en el gobierno de Kiko lo llevó a convertirse en el secretario general de la Junta Local hasta el 31 de octubre de 2019, cuando el gobierno de Kiko Vega feneció.

En las primeras semanas de este año, luego de acabarse el gobierno panista, el licenciado Velázquez acondicionó un domicilio en la colonia Vallarta para instalar su despacho legal y así, por primera vez, dedicarse a litigar.

Es obvio que Raúl Alejandro Velázquez García presta su nombre para ser quien aparezca como abogado en la defensa de Kiko Vega, uno de los casos más transcendentes para la política en Baja California o el país, al tratarse de un ex gobernador llevado ante lo justicia.

Los señalamientos hacia el panista no son poca cosa: “delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita (delitos del orden federal) enriquecimiento ilícito, ejercicio ilícito del servicio público, abuso de autoridad, peculado, uso ilícito de atribuciones y facultades”, estos son los delitos por los cuales el titular de la auditoría superior del Estado interpuso en una denuncia ante Fiscalía en mayo del 2020.

Las publicaciones del abogado en Facebook.

El supuesto abogado de Kiko, sirve por lo pronto para ocultar a quienes realmente están encargados de que el Francisco Vega libre las acusaciones en su contra.

Velázquez recibió hace unos días su cédula como maestro en Derecho Constitucional y Amparo, presume públicamente su afición por la cerveza, el gimnasio y la velocidad que le da su Mercedes Benz de reciente modelo.

El supuesto abogado de Kiko presume también su amistad de años con un ex subsecretario del gobierno pasado, a quien lo apoda “mi padrino” y de quien comenta en las interacciones de sus redes sociales es su socio de su estrenado despacho.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Fundador de Punto Norte en 2019. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California (Campus Tijuana). 12 años como periodista de investigación, editor y columnista en temas de transparencia, seguridad pública, administración pública y gobierno. Asistente de investigación en el Colegio de la Frontera Norte. Editor de Zoom Político y de la columna Cuentahiloz en Semanario Zeta. Sus reportajes se publicaron en Proceso, Aristegui Noticias, Reporte Índigo, Por Esto, entre otros. Formó parte del equipo de investigación en Southern Pulse de Washington, D.C. Premio al Periodismo de la Cumbre Fronteriza 2020 (San Diego, California).