Roberta, la niña que acompañó a sus papás por la vacuna y salió con computadora nueva

Tijuana.- Roberta está a punto de cursar sexto grado de primaria. Este lunes acompañó a sus papás al Instituto de Movilidad Sustentable del Estado (IMOS), pero de manera fortuita, logró que el gobernador Jaime Bonilla los fuera a saludar para ofrecerles una computadora para la pequeña.

“Me siento muy feliz”, expresó la menor de diez años, mientras que sus padres, aún incrédulos, comentaban que venían desde el El Mirador a vacunarse sin la intención de poder ver al gobernador y mucho menos, recibir un apoyo de este tipo.

Alrededor de las 2:30 de la tarde de este lunes, la familia Ruiz Gallardo iba saliendo del módulo de vacunación con rumbo a su auto, cuando pasaron por el balcón del gobernador y desde abajo lo saludaron.

“¿Quieres una computadora?”, preguntó Bonilla a la distancia, y la menor quien de inmediato le gritó que sí y les pidió pasar a la Oficina de la Gubernatura para el trámite, de acuerdo a lo atestiguado por PUNTO NORTE.

Arizbeth Gallardo, madre de Roberta, platicó que desde que inició el confinamiento por la pandemia de covid-19, han batallado ya que solo tienen una sola computadora en casa, que es la que utiliza su esposo para trabajar.

“Era muy complicado cuando se juntaban las horas de trabajo de mi esposo y las horas de clase de ella; si seguimos en esta modalidad a distancia, ahora ya tenemos computadora para que ella pueda estar en su escuela”, comentó.

La computadora portátil forma parte de los apoyos entregados en las Jornadas por la Paz que organiza el Gobierno del Estado, con recursos de la Secretaría de Bienestar, de Educación y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Estatal.

Dicho aparato electrónico se entrega a petición de padres de familia o maestros, ya sea por el buen rendimiento escolar de los alumnos o por una situación de necesidad, sobre todo en tiempos de educación en línea donde muchos niños incluso toman clases desde un celular.

El papá de Roberta, Alfonso Ruiz, relató que desde las dos de la mañana estaban preparándose para venir al punto de vacunación y es que, por motivos de salud, no había podido acudir las jornadas anteriores hasta este 2 de agosto.

“No nos lo esperábamos, si yo lo estaba hace ratito en la tele“, expresó, aún sorprendido por la acción y es que adquirir otra computadora resultaba complicado para la familia.

Con 9.7 de promedio en el último grado que cursó, Roberta platicó que usará la laptop para sus clases y reiteró que “fue muy de sorpresa”, por lo que todavía no sabe qué le va a decir a sus amiguitos y otros familiares.

Sin embargo se siente “muy feliz” ya que desde hace mucho quería su propia computadora.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts