Van dos plazas comerciales suspendidas por no cumplir con protocolos de seguridad

Tijuana.- Como parte del programa de la Coordinación Estatal de Protección Civil para revisar la seguridad en infraestructura de centros comerciales de Tijuana, fueron descubiertas anomalía en dos plazas comerciales.

El operativo arrancó a inicios de diciembre, luego de que el techo de la plaza comercial Otay se desplomara durante una tormenta, dejando no solo daños, sino a un hombre, trabajador de intendencia del lugar, sin vida.

Las verificaciones han ocurrido en Plaza Carrusel, ubicada en el fraccionamiento Las Brisas, donde se observó que el servicio estaba suspendido.

De igual manera, se ha verificado el centro comercial denominado Plaza, en Playas de Tijuana, donde a los encargados se les concedieron 15 días de plazo para atender y solventar diversas inconsistencias. 

José Salvador Cervantes Hernández, titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil, explicó que el Programa Interno de Protección Civil es un instrumento obligatorio que consta de varias etapas.

Estas etapas son identificación de riesgos, acciones para mitigar éstos y protocolos preventivos para reducir riesgos a trabajadores y/o visitantes a centros comerciales o donde regularmente haya un alto número de personas. 

“El programa de verificación del PIPC inició en Plaza Río con el objetivo de salvaguardar la integridad de los empleados y las personas que concurren a dichas instalaciones en caso de una situación de emergencia”, dijo Cervantes Hernández.

De igual forma, el funcionario estatal detalló que “es una obligación de las empresas tener su PIPC actualizado y ante cualquier duda podemos asesorarlos”.

Por último, el titular de Protección Civil recordó que la dependencia tiene facultades para suspender o clausurar actividades comerciales o empresariales en caso de que los responsables no tengan un programa interno actualizado. 

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts