¿Cómo sobrevivimos sin Facebook, Instagram y WhatsApp?

Tijuana.- Después de la ‘mega-caída que sufrieron WhatsApp, Facebook e Instagram, la vida y economía digital tendrán que replantearse. Primero, para no frustrar nuestras actividades laborales y en segundo lugar, no colapsar sin estas vías de comunicación.

Por alrededor de siete horas, las “tres grandes de las redes sociales” no funcionaron, generando una ola de incertidumbre entre los usuarios, sobre todo de aquellos que dependen de estas vías para sus empleos o escuela.

La razón: un error en los sistemas de dominio (DNS), lo que se traduciría en una manera de boicotear una página o un servidor hacer múltiples llamados al servidor para que se caiga, según explicó Jorge García López, director de Command Center Tijuana y especialista en tecnologías de la información.

“No es algo tan sencillo como que se cae una red social, sino que es un ataque mayúsculo a una de las empresas más grandes del mundo y que todas esas redes influyen en la vida diaria de todas las personas porque incluso son vías de comunicación oficiales”, subrayó.

Para García López, no se trata ya de no poder mandar un mensaje o compartir memes, sino que “tiene que ver con negocios, personas y con empresas que dependen de la actividad digital ahora, es un impacto a nuestro funcionamiento natural”.

Baja California no es ajena al ataque. Prácticamente todos llevamos nuestra vida hacia lo virtual, desde lo personal, lo profesional, económico y por supuesto, lo político.

De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2020, Baja California es el tercer estado con más personas conectadas al internet.

Ocho de cada diez, por lo menos.

Y la mayoría lo hacemos por nuestro teléfono celular, cuyas aplicaciones favoritas son Facebook y WhatsApp. Y en un tercer plano, Instagram.

De hecho, Baja California es la entidad con mayor penetración de Facebook, a la par de la Ciudad de México. Por eso es que en tiempos recientes, hasta la política y mensajes de gobernantes, se dan en esta plataforma más que en otras.

Irma Martín es socia de una empresa de publicidad en la frontera norte, con una mayoría de clientes con campañas de promoción activas en redes sociales. Comenta que aunque al principio hubo preocupación, con el paso del tiempo, se tranquilizaron y esperaron.

“Recurrí a llamadas convencionales para no atrasarme en mis pendientes del día ya que el correo mucha gente no lo revisa. Y a los clientes les dije que si duraba más tiempo, usaríamos otras herramientas como Twitter o Telegram”, compartió.

Jorge García, especialista en tecnologías, subrayó que este mundo alterno, virtual, siempre ha existido pero se potencializó a raíz de la pandemia de Covid-19 y “ese mundo es el que se pone vulnerable, trastocado para cumplir tus propósitos”.

“Uno va a salir adelante buscando otras opciones para comunicarse, teléfono, aplicaciones alternas, pero las compañías que dependen enteramente de redes sociales o WhatsApp para compartir documentos, van a tener que estar restringidos; es el impacto a nuestra economía digital”, señaló.

Para algunos sectores económicos, esta caída -que se ‘levantó’ poco antes de las 4:00 de la tarde hora local- los obligará a replantearse sus mecanismos. O volver a lo básico. Y es que aunque parezca imposible, hubo quienes no tuvieron ni una mínima afectación.

“Me mandé por mensaje los memes y me metí a Twitter después de mil años, pero en mi trabajo no me afectó porque usamos Teams de Microsoft; a lo mejor de otra forma, sí hubiera sido muy complicado”, expresó Javier Rodríguez, quien trabaja desde casa.

El especialista en temas de tecnología dijo que los ataques cibernéticos, como el registrado este jueves 4 de octubre, han crecido exponencialmente, triplicándose año con año, por lo que no es extraño que hoy le haya tocado a los titanes.

“Lo que dicen los especialistas es ‘no te preguntes si te van a atacar o no, ahora la pregunta es cuándo te van a atacar y con qué frecuencia’… porque hay una economía digital y van a atacar los puntos de vulnerabilidad para sacar una ventaja económica”, añadió.

Jorge García López anticipó que Facebook, WhatsApp e Instagram volverán a funcionar como antes y lo único que quedará es el antecedente de que puede volver a pasar, así como la necesidad de abrir más canales, sobre todo para quienes dependen de lo digital.

“En economía digital, nos obliga a valorar las demás herramientas de comunicación con colaboradores y clientes para que estas caídas o perjudiquen nuestro negocio, no está bien que basemos todo nuestro comercio u operación en una red social que no depende de nosotros y que por alguna causa, se vuelva a caer”, reiteró.

Armar un plan alterno, en el caso de negocios, empresas e instituciones, será la vía para no vulnerar la economía digital. Y a nivel personal, “ahí nos vamos a perder de los memes o videos, pero en el día a día, sí buscar alternativas de comunicación”.

En ese sentido, volver a lo básico siempre será una opción.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts