Tras peritaje, suspenden (por el momento) instalación de ductos de gas en Jardín Dorado

Foto: Alejandro Gutiérrez

Tijuana.- Al menos por ahora, los vecinos de Jardín Dorado ganaron una de las tantas batallas que enfrentarán en su lucha contra la instalación de ductos de gas natural que pasarán por el bulevar Terán Terán, para abastecer a un parque industrial aledaño.

Por la noche del martes, personal del Ayuntamiento arribó al sitio para hacer una revisión de la obra con la que se pretenden instalar cinco kilómetros de tubería de gas, promovida por la empresa constructora C&J, en conjunto con IGASAMEX y Consumidora Otay Industrial para así surtir al Parque Industrial El Águila.

Foto: Alejandro Gutiérrez

Lo anterior, después de más de una semana de manifestaciones y una mesa de trabajo sostenida el lunes 11 de octubre entre el Comité de Vecinos de Jardín Dorado y autoridades municipales, encabezadas por el secretario de Gobierno de Tijuana, Jorge Salazar Miramontes.

Marco Antonio Cuevas, del Comité de Vecinos, dijo que el acuerdo con autoridades y con la empresa, fue que el mismo martes se hiciera una especie de peritaje para verificar que se estuviesen cumpliendo las especificaciones técnicas por las que no habría riesgo para la población.

La inspección inició alrededor de las 10:00 de la noche y poco más de una hora después, se pararon las máquinas hasta nuevo aviso.

“Se suspendió el tramo”, respondió a PUNTO NORTE, Alfonso Padrés Pesqueira, director de Obras e Infraestructura Urbana Municipal.

Foto: Alejandro Gutiérrez

En el lugar se encontraba también Miguel Ángel Bujanda, secretario de Desarrollo Urbano, Territorial y Ambiental, junto con parte de su equipo y elementos de Protección Civil.

Los funcionarios manifestaron que no emitirían declaraciones hasta el miércoles 13 de octubre, cuando se reúnan con la empresa encargada de la obra para hacer la notificación oficial con los resultados del peritaje.

También puedes leer IGASAMEX instala ducto de gas en Jardín Dorado y vecinos se oponen: “están poniendo una bomba”

Saúl Zamudio, presidente del Comité de Vecinos de Jardín Dorado, comentó que independientemente de los resultados, continuarán con la resistencia e hicieron un llamado a que haya más transparencia, ya que no se les informó sobre los resultados del dictamen.

Foto: Alejandro Gutiérrez

“Puede ser que no sea la distancia requerida; lo que sí sé, es que eran 1.50 metros de profundidad y 1.90 de la banqueta para la calle, cuando la empresa nos dijo que el ducto estaría a tres metros de profundidad y por el kinder iba a ser el doble. No lo aceptamos, pero no cumplieron ni siquiera con eso para tratar de convencernos”, lamentó.

El aviso de la suspensión momentánea de la obra generó gusto y algunos aplausos entre la ciudadanía que estaba ahí reunida, frente a una tienda de conveniencia entre bulevar Granados y bulevar Terán Terán, de la colonia Jardín Dorado.

Previo al peritaje, los más de cien residentes hicieron una clausura simbólica de la obra, portando cintas con las leyendas “no al ducto de gas”, así como otras pancartas alusivas al movimiento y hasta esqueletos.

Foto: Alejandro Gutiérrez

La señora Martha Guillén, una de las manifestantes, calificó todo esto como “una bomba de tiempo” y por ello es que cada noche deja todo, sale de su casa, para participar en las guardias para evitar que los trabajadores continúen con la instalación.

“Hasta usted está en riesgo porque que tal que pase y explote la chifletera esta. Estamos aquí por la seguridad de la familia, de nosotros, de nuestros vecinos. Nosotros vamos a continuar y hasta donde se tenga que llegar, que se llegue”, comentó.

La instalación de tuberías para surtir de gas natural a un parque industrial de la zona, no es un proyecto nuevo.

Foto: Alejandro Gutiérrez

En octubre de 2020, el Ayuntamiento de Tijuana suspendió la obra, después de que los vecinos de Jardín Dorado se inconformaron, pues la ruta pasaba justo por sus viviendas.

El acuerdo de aquel entonces fue que la empresa buscaría un nuevo trayecto que no atravesara una zona habitacional, además de la reparación del pavimento que quedó destrozado.

Un año después, la semana pasada reanudaron la instalación de tubería, pero ahora sobre la principal vialidad de la colonia, por donde están escuelas, comercios, viviendas, así como un importante aforo vehicular y tráfico de unidades de carga pesada.

Foto: Alejandro Gutiérrez

El argumento de la empresa, aseguran los vecinos, es que cuentan con todos los permisos; un asunto que sigue bajo revisión por el gobierno municipal.

“Tienen todos los permisos, pero les falta el más importante, el de factibilidad de uso de suelo, la empresa dijo que sí lo tenía pero que lo iba a buscar…”, dijo Marco Antonio Cuevas, del Comité Vecinal de Jardín Dorado.

Por mientras, la noche del martes 12 de octubre, las máquinas no siguieron trabajando ni los tubos fueron instalados. Para los vecinos de Jardín Dorado, la resistencia continuará hasta que salgan de la zona y ellos vuelvan a sentirse seguros, sin riesgo de una explosión.

Foto: Alejandro Gutiérrez

“Una de las cláusulas del contrato con la empresa dice que pueden cambiar de ruta como lo hizo antes, pues que sigan cambiando ruta, pero no quieren porque no les gusta gastar más dinero del que ya están gastando con nuestra resistencia”, enfatizó Zamudio.

Será este miércoles 13 de octubre cuando el Ayuntamiento de Tijuana detalle lo que arrojó el peritaje y el destino de esta obra que ha levantado a toda una colonia.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts