Los vínculos de Zulema Adams con el narcotráfico

Zulema Adams Pereyra, alcaldesa de Tecate
La historia de uno de los laboratorios de drogas sintéticas más grandes en Estados Unidos está ligada a la hoy alcaldesa de Tecate, Olga Zulema Adams Pereyra, cuyo nombre quedó plasmado en una investigación del Departamento de Justicia que se desahogó en tribunales.

 

REPORTAJE ESPECIAL.- En 2001, la DEA (Agencia Antidrogas) desmanteló a la Organización Alba en San Diego, California, cuyos integrantes fueron acusados de conspiración para la fabricación de éxtasis. Uno de ellos era Martín Gómez Mariscal, entonces casado con la presidente municipal, Zulema Adams Pereyra y con quien adquirió propiedades millonarias.

Expedientes oficiales del caso obtenidos por PUNTO NORTE indican que mientras Gómez Mariscal estuvo casado con Adams Pereyra, admitió haber trabajado con esta organización dedicada al narcotráfico y, entre otras cosas, buscar el sitio dónde instalar un laboratorio de drogas clandestino en Tecate, municipio hoy gobernado por la morenista y donde la pareja inició su relación.

Además, agentes de la DEA atestiguaron el momento en el que el entonces marido de Adams Pereyra recibió 60 mil dólares por parte del líder de la organización como pago por sus labores.

La acusación penal contra el entonces esposo de Zulema

Incluso fueron intervenidas llamadas en las que el entonces esposo de la alcaldesa fungía como operador financiero de la organización, al almacenar miles de dólares en efectivo para la líder de la banda criminal.

Así como lo hizo en Tecate, la entonces pareja de la actual presidente municipal, también tenía bajo su cargo el encontrar sitios donde construir laboratorios clandestinos en California, de acuerdo a la acusación oficial.

Una vez arrestado, Gómez Mariscal presentó una declaración financiera firmada ante el juez en la que enlistó una residencia en Chula Vista, California, a su nombre y al de Zulema Adams, donde había comenzado a vivir con ella y los cinco hijos de ambos.

Se trata de una vivienda adquirida en marzo de 2001, meses antes de ser arrestado por agentes de la DEA, por un monto de 313 mil dólares y la cual fue vendida hasta 2016, años después de su divorcio, y cuando Zulema incursionó a la política como regidora en el cabildo de Tecate.

La residencia adquirida por Zulema y su entonces esposo meses después de que este recibió dinero del narco

Hasta ese año, Olga Zulema y algunos de sus hijos continuaba usando la dirección de la casa de cuatro recámaras y tres baños como uno de sus domicilios oficiales en Estados Unidos.

En esa misma declaración firmada, Gómez Mariscal aseguró que Adams Pereyra, así como los hijos de ambos -todos menores de edad en aquel entonces- eran sus dependientes económicos, puesto que ella no trabajaba ni aportaba ingresos a la familia.

Esto significa que el dinero que recibía como operador financiero del narco, mantenía a la hoy alcaldesa y su familia.

Al inicio del proceso penal, Gómez Mariscal negó los cargos en su contra y siguió una estrategia jurídica para desacreditar la evidencia presentada ante la Corte.

Sin embargo, esto cambió el 7 de marzo de 2003, cuando el hombre firmó su declaración de culpabilidad mediante un acuerdo con la Fiscalía del Distrito Sur de California.

Fue así como en junio de ese año, el juez Thomas J. Whelan lo sentenció a 50 meses de prisión por dos cargos de conspiración para fabricar y distribuir éxtasis.

En su campaña a alcaldesa en 2019

El 5 de julio de 2020, Zulema Adams publicó que había acudido a una reunión en la Ciudad de México con la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero para denunciar al gobernador de Baja California por amenazas y acoso.

Hasta ese día, la mujer había pasado desapercibida para la política en el Estado y en el país.

Sin embargo, desde ahí obtuvo reflectores y espacios en medios de comunicación, ganándose, incluso, portadas de periódicos, pero nadie investigó su pasado y los nexos con la delincuencia organizada.

A continuación, un trabajo de periodismo de investigación realizado por PUNTO NORTE que consistió en la revisión de cientos de páginas de expedientes, documentos oficiales, memorias judiciales, así como búsquedas y análisis de bases de datos tanto en México como en Estados Unidos.

 

El laboratorio

En el año 2000, la división de la DEA en San Diego inició una de sus investigaciones más ambiciosas para desmantelar una red dedicada a la fabricación y venta de éxtasis, droga cuya popularidad iba en aumento en Estados Unidos.

La investigación de casi un año culminó con la redada de lo que era, hasta ese año, el laboratorio clandestino más grande encontrado en la Unión Americana y que se ubicaba en Escondido, una ciudad al norte del condado de San Diego.

En el momento del cateo, agentes encontraron 40 mil pastillas de la droga que habían sido producidas en el sofisticado laboratorio, el cual se encontraba oculto por medio de un pasadizo secreto detrás de una pared de una empresa de telecomunicaciones para distribuir pornografía.

Según los cálculos de la DEA, el laboratorio dejaría hasta 20 millones de dólares en ganancias a la organización, por lo que el caso fue calificado como un éxito por las autoridades estadounidenses.

Parte del expediente sobre las labores del entonces esposo de Zulema en Tecate

PUNTO NORTE tuvo acceso al expediente judicial radicado en la Corte del Distrito Sur de California, con base en San Diego, en el que se explica cómo durante casi un año, agentes federales investigaron a una organización identificada como Alba, por el nombre del líder, Dennis Louis Alba.

La acusación inicial, presentada ante un Gran Jurado en agosto de 2001, señalaba a 18 hombres y mujeres pertenecientes a la organización. El identificado como el número 6 era Martín Gómez Mariscal, esposo de la hoy alcaldesa.

Los cargos iniciales que la Fiscalía del Distrito Sur de California formuló fueron conspiración para transferir instrumentos monetarios para promover una actividad ilegal, conspiración para conducir transacciones financieras ilegales y promover una actividad ilegal.

Una investigación complementaria aumentó el número de cómplices a 24 y se les presentaron cargos adicionales por conspiración para fabricar y distribuir una sustancia controlada (éxtasis).

 

Una empresa criminal trasnacional

El caso fue uno de los más complejos de su época, pues para rastrear los movimientos de la organización se colocaron escuchas en 19 teléfonos, se intervinieron las cámaras de seguridad de circuito cerrado en el lugar y observaron en tiempo real las computadoras utilizadas por los criminales.

Todo ello, es detallado en cientos de documentos que integraron la acusación oficial en Estados Unidos y los cuales, sustentan la investigación de PUNTO NORTE.

No se trataba de una organización menor. Sus redes se extendían hasta Inglaterra, Suecia e India, desde donde les eran enviados precursores químicos como cloruro de estaño y borohidruro de sodio para fabricar la droga.

Además de ser una empresa criminal trasnacional al llevar a cabo operaciones en México.

Durante la campaña de 2016, con Andrés Manuel López Obrador

En aquellos años, solo cárteles del peso del Cártel de Sinaloa o el Cártel Arellano Félix tenían conexiones de ese tipo en la región California-Baja California para respaldar operaciones de esta magnitud.

Una vez que el Gran Jurado encontró evidencia suficiente de que los acusados podían estar involucrados en dichas actividades ilícitas, el 17 de octubre de 2001, la jueza Nita L. Stormes giró una orden de aprehensión en contra de Gómez Mariscal quien había adquirido semanas antes una residencia en una zona exclusiva junto a su entonces mujer, la alcaldesa de Morena en Tecate.

Al día siguiente, Gómez Mariscal fue arrestado en una de las redadas simultaneas que la DEA ejecutó a varios de los acusados.

 

“Copropietario con mi esposa”

Al ser presentado en audiencia inicial ante la jueza Stormes, la magistrada negó el derecho de fianza al hombre de 40 años, pues la Fiscalía demostró que existía un riesgo de que huyera a México en donde residía su familia y la de su esposa.

Uno de los primeros documentos que la Corte recibió de Gómez Mariscal fue su declaración financiera: con fecha del 23 de octubre de 2001, el formato llenado a mano identifica a Olga Zulema como su esposa y sus cinco hijos, entonces de 2 a 13 años, como sus dependientes económicos.

Gómez Mariscal dijo trabajar por su propia cuenta en un domicilio ubicado en Tecate Road, Tecate California, a pocos metros de la frontera en el municipio de Baja California un y tener ingresos de 2 mil 800 dólares a 3 mil dólares al mes.

La declaración financiera presentada por Gómez Mariscal

Declaró también que su entonces esposa Olga Zulema no trabajaba ni aportaba ingresos para la familia.

En el rubro de propiedades, enlistó su vivienda ubicada en la dirección 2610 Noble Canyon Road en Chula Vista, California, de la cual era “copropietario con mi esposa”, escribió de propia mano en su declaración. Dijo que el valor de la vivienda era de 340 mil dólares.

Según registros públicos consultados para este reportaje, la residencia fue adquirida por el matrimonio Gómez Adams el 5 de marzo de 2001, apenas cinco meses antes del arresto de Martín y dos meses después de que recibiera 60 mil dólares en efectivo del narco como pago por sus trabajos.

 

Un narcolaboratorio en Tecate

Entre los documentos que el Departamento de Justicia aportó para demostrar la participación de Martín Gómez Mariscal están dos en los que se precisa cómo el hombre de entonces 40 años fue el responsable de encontrar el sitio idóneo para instalar un laboratorio para fabricar drogas sintéticas en el municipio de Tecate, el cual actualmente es gobernado por Zulema Adams.

Según explicó el agente a cargo de la investigación, la organización buscaba fabricar en México para no correr riesgo de ser descubierta y detenida, pero el trato no se pudo llevar a cabo.

En uno de los documentos que forman parte del caso, un agente detalla: “Desde febrero de 2001, la organización ha intentado establecer dos sitios para laboratorios, pero fueron abandonados debido a problemas de logística con los sitios. El primero estaba ubicado en Tecate, México”.

Años después de las investigaciones, Adams en Tecate

Para ese entonces, en archivos del Registro Público de la Propiedad, Zulema ya poseía una propiedad de 517.27 metros cuadrados ubicado en la Colonia Industrial de Tecate (Tomo 64, Inscripción, 9457) y la cual vendió a finales de 2017 siendo regidora de MORENA por un monto de 190 mil dólares y utilizando su apellido de casada.

El mismo agente relató a la Corte que las “personas responsables de operar el laboratorio exigieron como pago un porcentaje muy alto de las ganancias por la venta de droga”, por lo que el trato no se llevó a cabo.

Respecto a la participación del entonces marido de Adams Pereyra, los documentados presentados ante la Corte explican “Martín Gómez Mariscal es responsable de obtener un laboratorio clandestino en Tecate, México”.

En la cumbre de alcaldes fronterizos en noviembre de 2019

Así como que “a cambio de su ayuda, Gómez Mariscal recibió un monto de 60 mil dólares de parte de Mark Forrester y Dennis Alba (el líder de la organización). El momento del pago fue atestiguado por los agentes que estaban realizando tareas de vigilancia en Chula Vista, California”.

De igual forma, el expediente añade que “información obtenida en intervenciones electrónicas confirma que “Tío Martín” (Gómez Mariscal) recibió como pago 60 mil dólares en enero de 2001”.

 

Evidencias: intervenciones telefónicas

Dos meses después de que los agentes de la DEA registraron el pago de 60 mil dólares en efectivo, Gómez Mariscal y Zulema Adams compraron la residencia en Chula Vista, California. Hoy, la propiedad está valuada en 698 mil 200 dólares, según el registro público en San Diego.

Respecto a la participación de Gómez Mariscal, el agente a cargo de la investigación añade “después de que se determinó que el sitio del laboratorio en Tecate no era aceptable, Gómez Mariscal continuó ayudando a la organización Alba a ubicar un sitio para laboratorio que fuera adecuado en Estados Unidos”, se puede leer en los archivos utilizados para esta publicación.

Dos ejemplos de las llamadas intervenidas al entonces esposo de Zulema, las realizó con Mark Forrester, quien era la mano derecha de Dennis Alba, líder de la organización.

Parte de los reportes elaborados por los agentes que hicieron la investigación

En los informes de los agentes de la DEA se pueden leer las llamadas intervenidas:

17 de marzo de 2001, 7:02 pm

“Mark Forrester hace una llamada desde el número identificado como el número 3 al número telefónico número 8, el cual es contestado por Martín Gómez. Durante la llamada, Forrester y Gómez acuerdan una hora para que Alba, Forrester y Gómez se vean el día siguiente”, se explica como una de las pruebas ventiladas frente al gran jurado.

“Gómez dice que él tendrá que ‘esperarlos para que podamos a ir a ver eso con los caballos’. Gómez luego dice que si ‘ellos (Alba y Forrester) quieren hacer algo, pueden hacerlo ahí de una vez’. Creo que cuando Gómez se refiere a una reunión entre Alba y Forrester para ‘ver eso con los caballos’ se refería a ver una propiedad como un prospecto donde se ubicaría el laboratorio para la fabricación de éxtasis”, explica el agente en su reporte.

“Al día siguiente, agentes de vigilancia observaron a Forrester y Gómez trasladarse a una ubicación remota en Potrero Valley, California, donde inspeccionaron una propiedad”, escribieron en la acusación. Dicho lugar se ubica a 7 millas de la garita de Tecate en donde Gómez y Adams eran residentes.

30 de marzo de 2001, 1:21 pm

En otro reporte, el agente de la DEA detalle: “Martín Gómez realizó una llamada desde el número telefónico número 8 a Mark Forrester el número telefónico número 3. Durante la llamada, Gómez le preguntó a Forrester ‘cuánto necesitan’. Forrester preguntó si Gómez se refería a ‘dinero’ y Gómez respondió ‘sí’. Forrester le dijo que necesitaban ‘15 o 16’ (15 mil o 16 mil dólares). Forrester dijo después que necesitaban el dinero porque estaban ‘trabajando ya’. Creo que la conversación entre Forrester y Gómez se referían a finanzas relacionadas con la organización Alba en la operación de fabricación de éxtasis”, se dijo en los registros oficiales.

 

La defensa fracasó

Primero representado por defensores públicos y luego por un abogado privado, Gómez Mariscal peleó durante casi un año y medio su caso, alegó que la evidencia fue obtenida por la Fiscalía de manera ilegal, apeló diversas decisiones y contrató un detective privado.

Mientras la mayoría de sus cómplices continuaban defendiéndose, el 7 de marzo de 2003, Martín Gómez Mariscal cambió de opinión. De haberse declarado no culpable el 14 de enero de 2002, se declaró culpable mediante un acuerdo con la Fiscalía del Distrito Sur de California.

Tres meses después, el 19 de junio de 2003, Gómez Mariscal fue sentenciado solo a 50 meses de prisión por el juez Thomas J. Whelan.

Ya en el Ayuntamiento de Tecate

El entonces esposo de Adams Pereyra se declaró culpable de dos cargos de conspiración para manufacturar y distribuir éxtasis y con ello, la Fiscalía no buscó sentencias relacionadas con lavado de dinero.

Además de los cuatro años y dos meses de prisión, el juez Whelan determinó que, una vez libre, Gómez Mariscal debía permanecer tres años bajo libertad condicional, lo cual establecía entre otros términos, no ingresar a territorio mexicano sin permiso de su oficial de libertad condicional, así como no contar con armas de fuego y estar sujeto a revisiones de su persona, propiedad, residencia y vehículos.

Una vez sentenciado, Gómez Mariscal fue enviado a la prisión federal de mediana seguridad Taft, cerca de Bakersfield, California.

Desde ahí, fue llamado a testificar en una audiencia de otro acusado en el caso, Rafael Hernández Méndez, a petición del abogado de este.

Más de los documentos presentados en la Corte

El juez le ordenó presentarse en la Corte el 17 de diciembre de 2003 para corroborar que, como Hernández Méndez había declarado durante su proceso, él solo “había ayudado al señor Gómez Mariscal en intentar obtener una ubicación para un laboratorio en Tecate, México”.

Con esto, Hernández Méndez probaba que no tenía una posición jerárquica en la organización y quien sí tenía la tarea principal de encontrar el sitio para instalar el laboratorio era Gómez Mariscal.

Luego de la sentencia, Gómez Mariscal debía ceder al gobierno de Estados Unidos sus propiedades constituidas y derivadas de cualquier ganancia que hubiese obtenido, de manera directa o indirecta, como resultado de la comisión de dichos delitos.

 

Las casas de Zulema

Documentos públicos del condado de San Diego muestran que en 2003, año en que fue sentenciado, Martín Gómez Mariscal y Olga Zulema Adams tramitaron una escritura juntos.

En cuanto a la residencia de ambos que quedó registrada en el caso penal, Adams Pereyra continuó usando dicha dirección hasta 2009. La vivienda fue vendida hasta 2016 por un monto de 553 mil 100 dólares.

Su residencia de 2016 a 2018

De 2016 a 2018, ya como regidora de Morena en Tecate, Adams Pereyra registró como su domicilio en Estados Unidos una residencia ubicada en 1881 Meeks Bay Driveway, también en Chula Vista. Se trata de una residencia de cuatro recámaras, tres baños y 274 metros cuadrados.

Su domicilio actual es un departamento en el complejo residencial de lujo Apex Mission Valley, ubicado en 7084 Friars Rd. Número 125 en San Diego, California.

Los departamentos de lujo donde vive

 

Más transacciones

El 6 de julio de 2017, cuando ya era regidora, de acuerdo a documentos registrados en esa fecha, Zulema aún se identificaba con su nombre de casada, es decir, utilizaba el apellido de su ex esposo. Así quedó constancia en el contrato de compraventa de una propiedad que efectuó junto al padre de su ex esposo, Eliseo Martín Gómez.

Ambos vendieron una propiedad ubicada en la colonia Industrial, en Tecate, con una superficie de 217 metros cuadrados por una cantidad de 190 mil dólares.

A metros de los límites con Estados Unidos

La propiedad había sido adquirida por Olga Zulema el 12 de diciembre de 1989 cuando ya había tenido su primera hija con Martín Gómez Mariscal.

La transacción realizada en 2017 quedó inscrita el 16 de noviembre de 2017 en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC).

El 24 de enero de este año otra partida detalla que los compradores de la propiedad, terminaron de liquidar a Adams Pereyra y al papá de Gómez Mariscal los 190 mil dólares de la propiedad valuada en tres millones 200 mil 458 pesos.

 

La narcomanta

La madrugada del 2 de junio, horas antes de que Zulema Adams Pereyra fuera electa alcaldesa de Tecate, una narcomanta con el nombre de la funcionaria fue colgada de un puente en una de las principales vialidades.

El mensaje textual era el siguiente:

“Aquí la plaza ya tiene dueño putos lakras somos los jefes nos la pelan kabrones ultimo aviso kulos a zule nila toquen por que se los carga la verga. Atte: los chicles.”

El mensaje

La manta fue encontrada alrededor de la 2:30 horas sobre el puente peatonal ubicado en el bulevar Universidad esquina con la calle Huetamo en la colonia Militar, lugar utilizado con anterioridad para colgar otras amenazas firmadas por miembros del crimen organizado en Tecate.

La alcaldesa nunca mencionó el contenido de la manta, solo dijo por la mañana, cuando acudió a votar, que había “una guerra sucia” en su contra por medio de redes sociales.

El apodo “Los Chicles” es una referencia directa al apellido de la alcaldesa, Adams. Además de que autoridades de seguridad pública identifican a un familiar de la hoy presidenta municipal con ese apodo.

 

El desencuentro con Bonilla

El 5 de julio de este año, Zulema Adams Pereyra hizo público que había acudido a una reunión en la Ciudad de México con la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero para denunciar al gobierno de Baja California por amenazas.

Varios medios de comunicación retomaron las declaraciones de la alcaldesa y una carta que presentó ante Sánchez Cordero.

Según el dicho de Adams Pereyra, las presiones nacieron por parte del secretario general de gobierno, Amador Rodríguez Lozano, quien le instruyó que el Cabildo debía aprobar el punto de acuerdo para permitir la reelección sin la separación del cargo.

Dicha sesión de Cabildo se llevó a cabo el 12 de junio. Tres días antes, Olga Zulema estuvo junto al gobernador en un evento de destrucción de máquinas tragamonedas en Tijuana.

Zulema, Bonilla y Araceli en une veno realizado en Tijuana el 9 de junio

También ese día publicó una felicitación a Bonilla Valdez por su cumpleaños en su cuenta de Facebook, acompañada de una fotografía en la que aparecía junto a él.

Durante semanas la primera edil no señaló amenazas hasta que estuvo en la Ciudad de México. Antes de ello, no denunció ni comentó los hechos.

Su cuenta de Twitter se mantuvo inactiva desde el 14 de enero de 2020 y solo la retomó para publicar la carta entregada a Segob. Desde entonces, se ha mantenido activa en dicha red social.

Comunicadores como Brozo, Ciro Gómez Leyva y actores como Diego Luna, Gael García, Susana Zabaleta y Kate del Castillo han sido etiquetados por la alcaldesa en algunos de sus tuits sobre este tema.

Desde el arranque de su gobierno, Zulema poco había figurado en medios de comunicación. La prensa del municipio explica que no atiende solicitudes de entrevista pero para la denunciar amenazas consiguió espacios.

Durante campaña

Sin embargo, la pelea que inició con el mandatario estatal la ha llevado a aparecer lo mismo en periódicos que en páginas de Facebook para asegurar que fue amenazada por el secretario general de gobierno, Amador Rodríguez Lozano.

La respuesta de Bonilla, por medio de una de sus transmisiones en vivo, fue decir que Zulema Adams no dedicaba tiempo a sus labores como alcaldesa y prefiría estar en salones de belleza.

Los comentarios ocasionaron reacciones por parte de fracciones del Senado y de otras instancias de Derechos Humanos que acusaron al mandatario de ejercer violencia política contra Adams por su género.

 

Creación espóntanea

Olga Zulema Adams Pereyra debutó en la política en 2016, año electoral, cuando Morena ya se había probado en las elecciones federales de un año antes y buscaba candidatos para alcaldías y diputaciones, pues contenderían sin alianzas ese año en Baja California.

A pesar de no tener méritos en el partido ni experiencia en la administración pública, Adams Pereyra obtuvo la posición como primera regidora en la planilla de la abanderada de Morena para Tecate, María Teresa Méndez, por lo que tuvo asegurado su lugar en el Cabildo. Fue la única representante del partido en convertirse en edil en el periodo 2016-2019.

Ella misma hizo pública una relación sentimental con el entonces delegado nacional de Morena en Baja California, Alejandro Álvarez, a quien la alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar, denunció hace unos días por acoso y solicitudes sexuales a cambio de una candidatura durante ese periodo de elecciones.

Con Alejandro Álvarez, su entonces pareja

Bonilla confirma que ex delegado de Morena acosó a Marina del Pilar, “yo pedí que se lo llevaran”

A la par, entre 2017 y 2018, se le nombró enlace auxiliar de Morena y en 2019 se convirtió en la candidata a alcaldesa de Tecate, elecciones en las que Morena y sus aliados ganaron cada una de las posiciones a elección popular en Baja California.

Antes de eso, Adams Pereyra no tuvo una vida pública. No hay registros de que haya cursado una carrera universitaria ni de sus logros laborales o sociales.

Después de dos años de noviazgo cuando ella era adolescente, se casó con Martín Gómez Mariscal, como ella misma lo relató en 2018 durante un programa de radio que conducía en una estación propiedad del hoy gobernador Jaime Bonilla Valdez.

En junio, como alcaldesa

En su biografía pública, la ahora alcaldesa se describe como “madre divorciada” y en algunas entrevistas con medios de comunicación, asegura haber trabajado como contadora en Estados Unidos, pero registros públicos demuestran que solo ofrecía servicios de declaraciones de impuestos y no cuenta con un título universitario ni grados académicos técnicos.

Tampoco hay declaraciones patrimoniales públicas ni de su periodo como regidora ni de los meses que lleva en la alcaldía, ni evidencia de sus proyectos laborales, pero sí de su relación con lo que fue uno de los casos federales más grandes de narcotráfico que han tenido lugar en la Corte Federal de San Diego, California.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Fundador de Punto Norte en 2019. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California (Campus Tijuana). 12 años como periodista de investigación, editor y columnista en temas de transparencia, seguridad pública, administración pública y gobierno. Asistente de investigación en el Colegio de la Frontera Norte. Editor de Zoom Político y de la columna Cuentahiloz en Semanario Zeta. Sus reportajes se publicaron en Proceso, Aristegui Noticias, Reporte Índigo, Por Esto, entre otros. Formó parte del equipo de investigación en Southern Pulse de Washington, D.C. Premio al Periodismo de la Cumbre Fronteriza 2020 (San Diego, California).

+ posts

Egresada de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad Autónoma de Baja California. Especialidad en Periodismo Policial y Judicial de la Universidad Iberoamericana, Campus Ciudad de México. Más de 12 años en medios de comunicación de México y Estados Unidos, como Semanario Zeta, Sin Embargo o la agencia española EFE.