El Patas compró millonario condominio tras dejar alcaldía

REPORTAJE ESPECIAL.- Tres meses después de que Juan Manuel Gastélum Buenrostro “El Patas” terminó su periodo como alcalde de Tijuana, se encontraba firmando junto a su esposa, el contrato para adquirir un condominio de lujo por un monto de 3 millones 560 mil pesos.

El valor de la propiedad equivale prácticamente a su sueldo íntegro durante su periodo como presidente municipal, esto es, 91 mil pesos mensuales durante tres años.

La nueva adquisición del panista, es una propiedad que se ubica en una de las torres residenciales más nuevas en la ciudad, el complejo Magnitud Otay, construido por Frasa Desarrollos y ubicado dentro del centro comercial Alameda Otay Town Center, cerca de la frontera con Estados Unidos.

De hecho, el proyecto inmobiliario se desarrolló durante la administración de Gastélum, incluso fue él quien como alcalde colocó la primera piedra y, posteriormente, participó en la inauguración junto al hoy ex gobernador Francisco Vega de Lamadrid, en septiembre de 2018.

Inaugurando como alcalde su próximo patrimonio

Durante su periodo como presidente municipal, el panista fue denunciado de desvío de recursos, enriquecimiento ilícito y peculado. El señalamiento de corrupción durante su gobierno fue un constante, en algunos casos se involucró incluso a su joven hijo de triangular millones de pesos con empresas recién creadas y con la utilización de prestanombres.

Además, a Gastélum se le ha señalado de actos de corrupción para beneficiar a la empresa sonorense Blue Propane, la cual instaló durante su gestión 10 estaciones irregulares de gas en Tijuana, a pesar de una moratoria establecida con anterioridad, además de estar construidas sobre predios de alto riesgo.

En febrero, un mes después de haber adquirido el condominio de lujo, el ex alcalde del Partido Acción Nacional (PAN) acudió a un citatorio girado por la Sindicatura Municipal, pero al concluir su comparecencia aseguró ante los medios de comunicación no ser investigado.

Desde entonces, este órgano de gobierno, encabezado por María del Carmen Espinoza, no ha hecho público ningún avance en las investigaciones de los contratos firmados por el ex alcalde y hace una semana, regidores la acusaron públicamente durante sesión de Cabildo de haber pactado con Gastélum Buenrostro para no continuar con las diligencias.

Una transición del PAN a Morena sin ninguna consecuencia

En las alturas, de lujo

Magnitud Otay es descrito por la desarrolladora Frasa como un concepto vertical estratégicamente ubicado y que “ofrece una dinámica cosmopolita integrada por espacios funcionales, ubicación y amenidades del entorno”.

El complejo está compuesto por tres torres residenciales de 40 departamentos cada una y 260 espacios de estacionamiento, dentro de la Plaza Alameda, una de las más grandes de la ciudad.

Entre otras características, brinda acceso controlado, seguridad las 24 horas del día y los siete días de la semana, WiFi en áreas comunes, elevadores, kids area, lounge, dinning room, terraza, jardín zen y ducto de basura.

El ex alcalde adquirió su condominio en la primera torre, identificada como A, en el número 303, según documentos de la compraventa, obtenidos por PUNTO NORTE.

Tres recámaras, dos baños, clóset walk-in, sala, comedor y terraza

El espacio tiene una superficie de 92.76 metros cuadrados, dos cajones de estacionamiento y una terraza de ocho metros y medio cuadrados.

La terraza ofrece una vista envidiable, al encontrarse en una de las áreas más elevadas de la ciudad, cerca del Aeropuerto Internacional, el Consulado de Estados Unidos, el cruce fronterizo de Otay y la Universidad Autónoma.

Comercialmente, el espacio corresponde el modelo AMPLUS, de los más grandes y costosos que presenta la desarrolladora en su catálogo.

Cuenta con tres recámaras, dos baños, un clóset walk-in dentro de la recámara principal, sala, comedor, cocina y cuarto de lavar.

38 mil pesos por metro cuadrado

La transacción del panista quedó registrada dentro de la escritura pública número 183362 del volumen número 5950 ante el Notario 3 de la ciudad de Tijuana, Baja California y el 2 de abril de 2020 quedó inscrita en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC) de Baja California.

En el documento quedó avalado que la venta fue realizada por el señor Tomás Jaimes Ortega, en representación de Frasa Desarrollos, S.A. de C.V., y como compradores aparecen Juan Manuel Gastélum Buenrostro y María Dolores Rivera Ortiz, esposa del ex alcalde y quien presidió el Sistema DIF Municipal.

El valor de la transacción fue de 3 millones 560 mil pesos, mientras que el valor de avalúo del inmueble fue de 3 millones 438 mil pesos.

Fuente: Registro Público de la Propiedad y el Comercio

Considerando los 92 metros cuadrados que conforman el condominio, El Patas pagó 38 mil 695 pesos por cada metro cuadrado.

PUNTO NORTE realizó una segunda búsqueda respecto a la transacción en el RPPC, según la cual, el panista y su esposa adquirieron un crédito simple con garantía hipotecaria, el mismo día de la firma del contrato de compra-venta y registrado ante el mismo notario.

En este, aparece Banco Mercantil del Norte (Banorte) como acreedor y nuevamente, Gastélum Buenrostro y Rivera Ortiz como deudores.

El monto es de 2 millones 841 mil pesos y el destino es “la adquisición del bien inmueble materia de la presente operación”, el cual corresponde al condominio en Magnitud Otay.

El valor del crédito se encuentra 720 mil pesos por debajo del precio total del inmueble.

Y como alcalde, también pagó un crédito de más de un millón de pesos

Entre otras transacciones que realizó Gastélum Buenrostro en su periodo como presidente municipal de Tijuana está la liquidación de un crédito hipotecario, el cual adquirió en 2008 para la compra de una propiedad en Mexicali, también junto a su esposa.

El 27 de febrero de 2019, cuando “El Patas” se preparaba para su campaña de reelección, la cual perdió, se registró la partida 5859811 en la oficina del RPPC en Mexicali, para la cancelación de gravámenes respecto a una hipoteca con la Sociedad Nacional de Crédito.

Con el pago de 197 mil 764 UDIS, equivalentes en febrero de 2019 a un millón 236 mil pesos, quedó liberada una propiedad ubicada en el fraccionamiento Villa Mediterránea.

Se trata de una residencial privada del Grupo Melo, bajo su razón social Planificación y Desarrollo de Baja California, la cual fue adquirida por el matrimonio el 15 de enero de 2008.

En aquel entonces, Gastélum Buenrostro ocupaba un lugar en el Congreso del Estado como diputado del PAN (2007-2010).

Un patrimonio bajo la sombra del PAN

En aquel entonces, la operación fue por 866 mil 245 pesos, un poco por debajo del valor de avalúo que quedó establecido en 868 mil pesos.

La vivienda se ubica en la manzana 16, lote 85 y cuenta con una superficie de 140 metros cuadrados, incluidas construcciones.

En febrero de 2018, un año antes de la liquidación de este crédito, el entonces alcalde protagonizó un enfrentamiento público con Grupo Melo, luego de que se colapsara el fraccionamiento Jardines del Rubí.

Cientos de personas quedaron en la calle y perdieron sus casas, muchas de las cuales quedaron destruidas por los colapsos de tierra.

Cuando el alcalde fue señalado de no haber atendido las peticiones de los vecinos cuando se abrieron las primeras zanjas y hubo grietas en calles y casas, el panista culpó al Grupo Melo de haber provocado la inestabilidad del suelo debido a un desarrollo que construían a espaldas de la colonia.

Un gobierno marcado por la corrupción y problemas sociales sin resolver

La desarrolladora negó las acusaciones, pero se enfrentó a diversas demandas de los damnificados.

Hasta el cierre de su administración, el alcalde no pudo dar solución a los vecinos de la zona, a quienes solo entregó pequeños estímulos económicos como permisos para colocar puestos en mercados sobre ruedas de la ciudad.

Desde colocar la primera piedra hasta la inauguración

Como presidente municipal, Juan Manuel Gastélum Buenrostro hizo públicas dos visitas al sitio en construcción donde ahora cuenta con una residencia.

El 22 de junio de 2018, el entonces presidente municipal, compartió tres fotografías frente a la obra que se desarrollaba para alojar Alameda Otay Town Center y Magnitud Otay, en su cuenta de Facebook.

En ella escribió “Me enorgullece que, como Tijuanense, estoy viendo crecer esta tierra en la que todos formamos parte de esta realidad. Gracias por invitarme a participar en la colocación de la primera piedra “Alameda Otay Town Center” que va a generar 1925 empleos directos. Gracias por invertir y creer en #Tijuana, aquí siempre serán bienvenidos los ciudadanos que quieren verla crecer”.

El Patas, entre los que “quieren verla crecer”

Al entonces alcalde se le puede ver de espaldas, con la mirada hacia una de las torres residenciales donde hoy cuenta con una propiedad, acompañado de representantes de la desarrolladora Frasa.

Meses después, el 27 de septiembre de 2018, Gastélum Buenrostro participó en la inauguración de la primera fase del centro comercial, acompañado del entonces gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid y uno de los socios mayoritarios, Dieter Maldonado.

“Estamos muy contentos con la inauguración de este centro comercial, desde que conocimos el proyecto sabíamos que sería de gran beneficio para la ciudad, razón por la cual nos congratulamos con esta apertura que dará nuevas oportunidades de desarrollo para los tijuanenses”, dijo ese día durante el evento público.

El beneficio

El gobierno municipal promovió que el proyecto representó una inversión total de 2 mil 775 millones de pesos, distribuidos en locales comerciales, áreas habitacionales, hoteleras y de oficinas.

“Sabíamos que sería una realidad, un nuevo concepto para la ciudad que se suma como algo innovador, que representa un punto de encuentro para las familias y demuestra que Tijuana sigue en franco crecimiento”, aseguró del complejo residencial del que adquiriría un condominio después.

En febrero, tras cinco meses de no registrar actividad en su cuenta de Facebook, el ex presidente municipal hizo una transmisión en vivo en la cual aseguró “volveré y voy a señalar los errores, no lo estoy haciendo por un deseo de venganza, sino porque ya estuvo bueno” respecto a su citatorio en Sindicatura.

Posteriormente, en mayo, Gastélum Buenrostro dejó entrever sus intenciones de contender por una candidatura el próximo año por medio de un promocional en vídeo cuya imagen final es el logotipo que utilizó en su campaña a la alcaldía con la frase “una vez más”.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Fundador de Punto Norte en 2019. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California (Campus Tijuana). 12 años como periodista de investigación, editor y columnista en temas de transparencia, seguridad pública, administración pública y gobierno. Asistente de investigación en el Colegio de la Frontera Norte. Editor de Zoom Político y de la columna Cuentahiloz en Semanario Zeta. Sus reportajes se publicaron en Proceso, Aristegui Noticias, Reporte Índigo, Por Esto, entre otros. Formó parte del equipo de investigación en Southern Pulse de Washington, D.C. Premio al Periodismo de la Cumbre Fronteriza 2020 (San Diego, California).

+ posts

Egresada de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad Autónoma de Baja California. Especialidad en Periodismo Policial y Judicial de la Universidad Iberoamericana, Campus Ciudad de México. Más de 12 años en medios de comunicación de México y Estados Unidos, como Semanario Zeta, Sin Embargo o la agencia española EFE.