No solo bares, también centros nudistas operan como restaurantes

Tijuana.- Debido a que cuentan con licencia de restaurante-bar, giros conocidos como table-dance o centros nudistas aceptaron reconvertirse y ofrecer alimentos a sus clientes, y al menos en el acuerdo verbal que hicieron con la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), los espectáculos y presentaciones deberían estar suspendidos.

Según explicó el titular de dicha comisión, David Gutiérrez Inzunza, hace alrededor de un mes se reunió con un grupo de empresarios de ese rubro de Tijuana y Playas de Rosarito, quienes manifestaron su desesperación al no poder reabrir por la contingencia sanitaria.

En ese diálogo encontraron que la mayoría tiene permiso de restaurante-bar, por lo que la sugerencia fue que reconvirtieran sus establecimientos y comenzaran a operar como restaurante.

“Vinieron empresarios de negocios nocturnos, ellos lógicamente no pueden abrir con la pandemia. Querían que yo les permitiera trabajar, dos, tres horas, yo entiendo cómo está la economía, me dijeron que tenían permiso de restaurante-bar y les sugerí que el table lo convirtieran en un restaurante”.

Gutiérrez Inzunza dijo que quedaron en ese acuerdo, que iban a invertir en la habilitación de una cocina y de las mesas, “y pueden vender cerveza, porque tienen permiso de bar”.

El funcionario indicó que durante esta pandemia hay empresarios que han recurrido a su creatividad para recuperarse, “pero hay otros que en su derrota se ponen a llorar… ¿entonces si no tienen licor y mujeres se van a morir de hambre?”.

De acuerdo a lo que le han informado los empresarios de Rosarito, “ahí la llevan, la gente los apoya”.

Aclaró que no están autorizados para que ofrezcan shows nudistas, pero estarán enviando a verificadores para constatarlo, “espero que estén acatando las recomendaciones que les dimos”.

Mencionó que han recibido quejas y denuncias de la ciudadanía por la supuesta reapertura de table-dance, pero lo atribuyó a que desconocen que se les autorizó abrir a cambio de que ofrecieran alimentos.

“Legalmente tienen el permiso de restaurante-bar, eso significa que con ese permiso pueden tener un restaurante-bar”, expresó.

Añadió “y esa invitación se la hacemos a todos, que aprovechen la amplitud de su licencia para hacer un restaurante”.

Dichos giros pueden operar desde temprana hora, ofrecer desayunos, comidas y cenas.

“Parece ser que algunos se fueron a la quiebra porque no les gustó, pero todavía tienen su permiso, otros sí están aceptando la sugerencia”.

El titular de Coepris indicó que no tiene una cifra estimada de cuántos table-dance se reconvirtieron, pero dijo que son varios los que han encontrado buena aceptación en el sector gastronómico.

ÚNETE A LA DISCUSIÓN
+ posts

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California. Más de 21 años de experiencia como colaboradora en medios locales para educación, salud, empresarial, gobiernos, partidos políticos y deportes. Primera ganadora del Premio Tijuana Joven en el Mérito en Periodismo y Comunicación Social. Diplomada en Periodismo por la Universidad Iberoamericana (campus Tijuana) y Mención Honorífica por el Tecnológico de Monterrey.